González preocupado por la falta de médicos en hospital

INTENDENTE CASTENSE ELEVO RECLAMO AL MINISTERIO DE SALUD

El jefe comunal hizo pública su preocupación por la falta de profesionales médicos en el hospital castense. Este diario reveló que dos pediatras se alejaron de esta localidad. También se solicitó el recambio de la ambulancia de traslados de alta complejidad.
El intendente de Eduardo Castex, Julio González, elevó un “reclamo formal” a las autoridades del Ministerio de Salud de La Pampa, donde transmitió “la preocupación de toda la comunidad” por la falta de profesional médicos en el Hospital “Pablo F. Lacoste” de esta localidad, pero además solicitó el recambio de la ambulancia de traslado de alta complejidad porque presenta un avanzado desgaste.
El área de Prensa municipal reveló ayer las preocupaciones del jefe comunal, que surgieron después que LA ARENA informara que los dos médicos pediatras del hospital local, Cecilia Toledo y Diego Lario, actualmente se encuentran de licencia, pero ya realizaron la mudanza porque se instalarán en la provincia de Córdoba. Las versiones indican que los profesionales afrontarían “problemas familiares” que no les permitirían permanecer en Castex, pese a que tenían intenciones de continuar trabajando en este centro asistencial.
La información de la comuna detalló que González “tuvo una serie de conversaciones” con el director del hospital local, Darío Balsa, para interiorizarse sobre la situación que afronta el centro asistencial por la falta de profesionales. Agrega que el jefe municipal “elevó formal reclamo ante las autoridades del Ministerio de Salud de La Pampa, transmitiendo la preocupación de toda la comunidad en relación a la situación que atraviesa el establecimiento asistencial respecto a la falta de profesionales médicos”.
La falta de recursos humanos no sería actualmente la única falencia que afrontaría el centro asistencial castense. Este tema preocupa a las autoridades sanitarias locales, pero también a los funcionarios locales. “Además, (González) peticionó que se analice la posibilidad de proceder al recambio de la unidad de traslado de alta complejidad, debido al desgaste que presenta, producido por su constante uso”, agrega el texto remitido por Prensa de la comuna.

Falta de médicos.
El hospital castense actualmente no cuenta con médicos pediatras, y también sufre la falta de un médico oncólogo porque -meses atrás- renunció Matías Tosso, quien tenía a su cargo el funcionamiento de la Sala de Quimioterapia.
Las situaciones de las renuncias serían disímiles. En el caso de los pediatras Lario y Toledo estarían afrontando “problemas familiares” que demandarían su presencia en la provincia mediterránea; en el caso de Tosso fueron “motivos personales” porque tendría mayor trabajo en la actividad privada en General Pico.
La ida de los médicos pediatras dejaría acéfalo este servicio en el centro asistencial local, donde el año pasado se atendieron más de 5 mil consultas. Esto demuestra la alta demanda de atención de pequeños que se recepcionan en el hospital.
Algunas versiones indican que momentáneamente el servicio de Pediatría estaría funcionando con médicos de General Pico, y se analiza la posibilidad de incorporar una joven profesional que actualmente está realizando la residencia en el Hospital Lucio Molas, pero ya tendría espacio físico para atender en “la parte privada” en esta localidad.