Hombre atrincherado amenazó con herirse

VIOLENCIA DE GENERO EN MACACHIN

El miércoles la policía llevó adelante el desalojo y detención de un hombre que se había atrincherado en la casa de su ex esposa. La mujer presentó una denuncia en la que relató un hecho de violencia y la irrupción de su ex marido en su hogar sumado a la negativa de salir de la vivienda.
De acuerdo a lo revelado a este diario por fuentes policiales se trata de una situación de vieja data producto de la separación de una pareja del medio. Tiempo atrás el hombre había amenazado con volar la vivienda y llegó a abrir una garrafa lo que derivó en una medida judicial de exclusión y restricción. Asimismo la Justicia lo obligó a recibir atención profesional por lo que estuvo internado en el área de Psiquiatría del hospital Lucio Molas.
La nueva situación comenzó el martes a la noche cuando el ex marido llevó a sus hijos, con los cuales había realizado un viaje, a la casa de su ex mujer aprovechando que la medida cautelar había vencido. En un momento ingresó al hogar y tras reclamar que lo acepten de regreso se hizo de una cuchilla y los amenazó con quitarse la vida, pero finalmente se retiró del lugar.
Sin embargo, el miércoles a la mañana, la mujer se acercó a la sede policial e hizo una exposición en la que relató el episodio y pidió medidas. Pero horas más tarde la situación se agravó cuando su ex marido regresó a la casa con excusas de retirar pertenencias y se atrincheró. Según los familiares el brote de violencia habría surgido porque el hombre había abandonado la medicación que los profesionales le habían recetado.
Ante este nuevo giro de la relación familiar la mujer volvió a la comisaría para dar cuenta de la problemática. Ante éste nuevo capítulo la policía comunicó la novedad al fiscal Marcos Sacco, que interviene en la causa, quien ordenó el desalojo.
Cuando personal policial llegó a la casa y le comunicó al hombre su situación judicial y que había una medida de desalojo, se resistió y hasta alcanzó a agredir a un agente. Finalmente fue reducido y alojado en la comisaría en calidad de detenido.