Hombre fue condenado por amenazar a su ex pareja

ACUSADO DEBERA CUMPLIR PRISION EFECTIVA POR ANTECEDENTES

(General Pico/Agencia) Los hechos juzgados ocurrieron en diferentes fechas del año 2013, en el juicio la víctima habría advertido en su testimonio que su ex pareja la obligaba a ir a su departamento, sino le negaba ver a sus hijos.
Leonardo Pérez (33) fue condenado ayer a un año de prisión de efectivo cumplimiento por hallarlo responsable del delito de amenazas a mano armada y desobediencia judicial, solo fue absuelto por otro de los cargos que era amenazas simples.
El hombre fue juzgado la semana pasada por actuar en contra de la mujer con la que mantuvo una relación por una década, con la que tiene en común dos hijos gemelos de nueve años. Además de amedrentarla el hombre incumplió con una restricción de acercamiento hacia ella. Incluso en uno de los hechos denunciados el imputado habría portado un arma de fuego que gatilló sin que saliera ningún proyectil.
El debate oral y público fue presidido por el juez de audiencia Oscar Florentino Rubio, con dos jornadas en las cuales se oyeron los testimonios de la víctima y varios testigos. Además se incorporaron pruebas e informes escritos, y culminó con los alegatos de las partes representadas por el fiscal Alejandro Gilardenghi, el querellante Oscar Ortíz Zamora y el abogado defensor Fernando Savid Buteler.

Relación violenta.
Los hechos y las denuncias realizadas por la mujer datan del 2013, cuando la pareja ya estaba en el final de su relación e incluso en un tiempo posterior a su separación. La presentación del 1 de mayo de ese año fue porque después de una pelea entre Pérez y la joven, ella resultó con una fractura en su tobillo y fue retenida por algunas horas dentro de la vivienda sin que pudiera recibir atención médica. Por esa lesión la mujer fue operada en el hospital local.
A partir de entonces el imputado abandonó la casa por orden judicial, pero el contacto entre la denunciante y el hombre siguió ya que tienen a sus hijos en común. La joven aseguró que Pérez era una persona que buscaba generar problemas y discusiones y que en cada situación se descontrolaba aún en presencia de sus hijos menores de edad. Incluso accedió a darle la tenencia de los chicos, situación a la cual ahora estaría apelando ante el juzgado, porque Pérez la amenazaba con que el Estado le iba a quitar la custodia y también con matarse él junto con sus hijos.
Por otra parte, en el juicio la defensa preguntó si no habían vuelto a convivir. La mujer confirmó que iba al departamento de su ex pareja, porque era a veces la única forma de ver a sus niños. Pero aseguró que no estaba por su propia voluntad con el imputado.

Agresiones.
Otros de los legajos de la causa ocurrieron desde agosto a diciembre de ese mismo año, con situación de persecución, golpes e incluso una que ocurrió durante los festejos navideños cuando Pérez fue a la casa de familiares de la víctima para llevarle a los chicos, pero terminó amenazándola con un arma de fuego. La apuntó a los pies y gatilló al menos dos veces sin que salieran proyectiles.
Durante el 2014 la joven dijo que no tuvo más inconvenientes con el hombre, porque desde que él consiguió trabajo en el frigorífico estaba más tranquilo.