Ignacio Medina en el bicentenario del Cruce de los Andes

El vecino macachinense Ignacio Medina realizó su segundo cruce de Los Andes a caballo. Esta vez coincidente con el bicentenario del cruce que hiciera el general José de San Martín comandando el Ejército Libertador. “Es un orgullo haber hecho flamear la bandera de La Pampa en la montaña. Como argentino y pampeano pude cumplir mi promesa”, dijo el hombre.
En el año 2009 Medina, un deportista, poeta, tradicionalista, recopilador de la historia local, y herrero de oficio, concretó su primera expedición. “En ése entonces llegué portando la bandera argentina, y me dije, que lindo sería volver pero trayendo la bandera de La Pampa. El pasado 12 de febrero pude concretarlo, en el mismo día de la batalla de Chacabuco, pero doscientos años después, pude colocar una placa de mi pueblo, Macachín, a los pies del monumento”, relató en diálogo con LA ARENA.

La aventura.
La expedición partió el 8 de febrero del paraje sanjuanino Los Hornillos y al frente de la misma estuvo Martín Cavallo, un reconocido guía de montaña. “El hombre es un estudioso y conocedor de la gesta de San Martín, eso hizo que durante los 4 días de la travesía nos fuera marcando y contando cada acontecimiento que ocurrieron en 1817”, señaló.
Como curiosidad Ignacio Medina comentó que cuando llegó a Los Hornillos, les preguntó a los arrieros que están encargados de preparar caballos y mulas si todavía estaba “Lunar”, el equino con el que había hecho su anterior experiencia. “Que lindo hermano cuando aparecieron con él de tiro, pude darme el gusto de hacer este nuevo cruce con el mismo caballo”, dijo con alegría.
“Nosotros viajamos en caballos, pero el equipaje, comida y carpas fueron a lomo de mula. Es para destacar la sabiduría que tienen los encargados de preparar las mulas”, agregó el entrevistado.
Medina fue el único pampeano que participó de la excursión, el resto de sus compañeros de aventura eran de Capital Federal, conurbano bonaerense, Misiones, Córdoba, Corrientes, y Saladillo.

Emociones.
El macachinense habló de los sentimientos y sensaciones que le despertó esta aventura. “Lo más emocionante fue el 12 de febrero a las 2 de la tarde cuando llegamos hasta el monumento que marca el encuentro entre San Martín y el general chileno Bernardo de O’ Higgins en el límite con Chile. Cantamos el himno argentino y nos abrazamos todos, y se nos cayeron varias lágrimas también”, relató.
Y enseguida fue el tiempo de los homenajes de cada uno. “Yo dejé una placa en la que dice que mi pueblo, Macachín, participa del homenaje del bicentenario y recuerda la batalla de Chacabuco. La puse al pié del busto del general José de San Martín”, indicó.
También recordó un momento de especial significación. “Dos adolescentes, llamadas Flor y Virginia, enterraron una ofrenda que consistía en piedras y tierras que hacía unos meses había traído del cementerio de nuestros soldados en Malvinas Gustavo Giarcetti”, comentó.
“Fueron momentos en donde asomó el patriotismo. Estoy feliz porque mi bandera de La Pampa flameó como nunca entre el viento y la montaña”, señaló el vecino.
“Agradezco a la vida haber podido pisar las mismas piedras que nuestro Ejército de Los Andes, y representar a Macachín y a La Pampa en este homenaje a aquellos que nos hicieron libres”, concluyó con emoción Ignacio Medina.

Catrilenses, en enero
Los catrilenses Patricia Zebinden y su pareja Gustavo “Ñeco” Iantosca, también realizaron en enero último y a caballo, el histórico Cruce de Los Andes rememorando la gesta sanmartiniana. Los 18 expedicionarios, entre ellos los pampeanos, comenzaron la travesía junto a un coordinador del viaje y varios arrieros el sábado 7 de enero en Uspallata, Mendoza. Desde allí se trasladaron hacía Barreal (San Juan), donde comenzó el histórico recorrido y que, en este caso, duró diez días. Siete de ellos cabalgando.