Inauguraron ampliación del Hogar de Ancianos achense

ANIVERSARIO DE LA CIUDAD

El sitio que alberga a adultos mayores concretó una serie de trabajos con mayores comodidades. Además incorporó más personas, con miras a incluir alojamiento para mujeres de la tercera edad.
Paulatinamente, el Hogar de Ancianos consolidó un proyecto con la habilitación de una amplia sala dotada de múltiples comodidades. Para la puesta en marcha, se eligió la fecha del 134 aniversario de la fundación de General Acha.
Ahora, tras ocho años con necesidades edilicias y económicas, logró el cambio del antiguo techo de tejas por uno de chapas, incluyendo la renovación de ocho baños equipados para discapacitados, ocho dormitorios con capacidad para 16 personas, ropería, depósito, enfermería, cocina, sala principal, comedor, dos galerías y lavadero.
Simultáneamente se realizó la renovación de obra de cloacas, red eléctrica, agua, calefactores y termotanques.
Para esta remodelación se destacó la colaboración del maestro mayor de obra Nazareno Venezuela, quien dirigió las obras, a lo que se sumó la contribución económica del gobierno provincial entre 2014 y 2015. En enero último, el Ministerio de Desarrollo Social entregó un aporte para completar la obra.
Los fondos se incrementaron con lo recaudado por venta de algunos terrenos de la institución benéfica. El acontecimiento, acompañado por numeroso público, autoridades y representantes de instituciones, fue coronado con el descubrimiento de una placa frente al edificio de la calle Charlone y Roca. A su vez, colegas de Alpachiri entregaron un presente para el Hogar de General Acha.

Convenio.
Las directivas de la Asociación de Beneficencia hicieron hincapié en la trascendencia de la contribución del centro de salud local, como un aporte directo en favor del bienestar de los internos.
Declararon que desde el hospital Padre Angel Buodo, con la dirección de Jorge Elías Haddad, se firmó en marzo pasado un convenio por el que diariamente se ofrece un grupo de profesionales de salud y recreativos para los abuelos, con una atención personalizada,
Actualmente cuenta con ocho internos, únicamente de sexo masculino. “Estamos a la espera de que se sume también de sexo femenino. El lugar es muy confortable, que pueda ser mixto”, explicó la presidenta.

Orígenes.
La institución sin fines de lucro funciona bajo la orbita de la Asociación de Beneficencia, cuyos orígenes se remontan al 24 de agosto de 1899, con un grupo de damas para atender necesidades de los más desvalidos, alojando a la población más vulnerable como “Asilo de los pobres”.
Poco después surgió la inquietud de un centro de salud, lo que dio lugar al hospital Santo Tomás, más tarde reemplazado por el centro asistencial Padre Angel Buodo, con el traslado de todo el equipamiento originario,
“Nunca bajamos los brazos ni que este lugar dejara de brindar atención a los más necesitados, pensando que el adulto mayor debe tener una vida digna”, remarcó la presidenta del Hogar, Alicia Susana Arrese.
La actividad se prolonga por décadas, luchando para que el trabajo de aquellas damas no sea en vano.

Compartir