Indignación por la muerte de equinos en Guatraché

El jinete Alfredo Ramos denunció la crueldad con que le quitaron la vida a sus tres yeguas. El agresor habría sido identificado por testigos. Aseguran que se dedica a la venta clandestina de carne.
Visiblemente molesto por el estado en que quedaron sus animales, Alfredo Ramos se dirigió a LA ARENA, para hacer público su reclamo. Ramos, un reconocido jinete de Guatraché, relató la desazón que le produjo encontrar a sus tres yeguas muertas a balazos.
El hecho ocurrió el pasado 20 de diciembre entre las 10 y las 12, cuando los hijos del denunciante fueron a darle agua a los animales, que se encontraban encerrados en un predio en la zona de las vías. Tres yeguas, dos de ellas preñadas, se encontraban agonizando por causa de los tiros de una carabina calibre 22 que le habían impactado en la panza. Además, aturdidas por los balazos, se caían y golpeaban entre sí.
Inmediatamente, los hijos de Ramos salieron a informar lo sucedido a su padre, quien se encontraba trabajando en la organización del Festival de Doma y Folklore de Intendente Alvear.

Testigos.
Según relató el reconocido jinete, algunos testigos vieron circular una camioneta blanca con un hombre de alrededor de 40 años de edad, oriundo de Guatraché, con frondosos antecedentes policiales.
Cabe destacar que de manera inmediata se dio aviso a la policía para que intervenga en el asunto, aunque hasta el momento sin mayores resultados. Por otra parte, en breve sería recibido por el jefe de la Policía pampeana, Ricardo Alberto Baudeaux.
"Queremos que el hecho se investigue, se aclare y que no sea uno más de los que quedan en el camino", expresó indignado Ramos.
"Quiero dejar constancia de que no he tenidos problemas con ninguna persona. Somos una familia de trabajo y no hemos molestado a nadie. Todo el pueblo lo sabe pero parece que a esa persona le molesta. No entendemos por qué hizo eso, semejante cobardía", expresó en relación al supuesto causante de la muerte de los animales.

Antecedentes.
Alfredo Ramos también dejó en claro que en un campo cercano ya había ocurrido un hecho de iguales características hace dos años y, coincidentemente, se había visto a la misma persona merodeando por el lugar. "Queremos que esta situación se termine. Hay pruebas, les sacaron las balas a las yeguas, un testigo que se reserva la identidad dijo que el proyectil coincide con la carabina de esta persona que fue vista. Hasta el propio hermano dice que fue él", relató el jinete guatrachense. Luego denunció que el supuesto agresor vende carne clandestina en el pueblo, una situación que todos conocen pero sobre la que nadie hace nada.