Juicio con el nuevo Código en G. Acha

El próximo martes a las 8.45 se realizará el primer juicio oral y público, en forma íntegra, en General Acha desde que se implementó el nuevo Código Procesal Penal de La Pampa en marzo de 2011. Allí se juzgará a Franco Nahuel Reylo por el delito de robo agravado con uso de arma de fuego, a raíz de un hecho ocurrido el 29 de abril de este año.
Desde el ámbito judicial, esta novedad fue expuesta como una “muestra la mayor apertura que la Justicia pampeana viene mostrando sistemáticamente hacia la sociedad”, al considerar que “este debate es solo un punto de partida, ya que el Tribunal de Audiencia continuará trasladándose al interior cuando se diligencien procesos con jueces unipersonales”.
También se destacó que “con esta metodología la gente puede ver de cerca cómo se resuelven presuntos hechos delictivos que se cometen en su comunidad o en zonas cercanas, y además se evita el traslado masivo de testigos hacia Santa Rosa, con los inconvenientes lógicos que ello acarrea”
En el juicio intervendrán el juez de audiencia Andrés Olié, el fiscal sustituto Máximo Ramón Pérez Flores y el defensor Marcos Daniel Mezzasalma. Están citados ocho testigos y existe un pedido para que se efectúe la reconstrucción del hecho o, subsidiariamente, se disponga una inspección ocular. Esa medida probatoria también fue destacada desde el ámbito judicial como un “ejemplo del beneficio que significa que el tribunal concurra a General Acha, ya que de otra manera se perdería inmediatez y se dilataría el juicio”.
El antecedente más cercano a lo que ocurrirá el martes próximo se produjo en 2011, cuando se realizó una sola audiencia del juicio oral y público en el que Jorge Hernán Córdoba fue condenado por el homicidio de Víctor Eduardo Crespo, ocurrido el 5 de marzo de ese año en un bar.
En aquella ocasión, tres jueces del Tribunal de Audiencia, su actual presidente, Carlos Besi, Carlos Mattei y Eduardo Olmos, concurrieron a General Acha para escuchar declaraciones testimoniales, pero el resto de las jornadas y la lectura del fallo se produjo en Santa Rosa.