La comuna negó la suma fija a los monotributistas

LUEGO DE VARIOS DIAS DE INCERTIDUMBRE, NO PAGARAN LOS $2.000

(General Pico) – Representantes de los monotributistas que prestan servicio para la municipalidad piquense e integrantes de la ATE se reunieron ayer en la Secretaría de Gobierno donde les confirmaron que la comuna no pagará los 2.000 pesos que el Estado pampeano dio a los empleados estatales como suma fija en agosto.
En horas del mediodía unas 30 personas se reunieron frente al edificio municipal, entre ellos estaban los representantes de los monotributistas que trabajan en diferentes áreas realizando limpieza de calles, recolección de residuos, cocineras de comedores, trabajadores de forestación, vendedoras de tarjetas de estacionamiento medido, quienes se desempeñan en la terminal de ómnibus y otros. Fueron acompañados por el gremio ATE y esperaron en la puerta para tener la reunión prometida la semana pasada.
En principio el encuentro fue puesto en duda porque desde el municipio indicaron que el horario para la audiencia había sido a las 10 y nadie se presentó. El grupo de trabajadores se vio sorprendido por esa afirmación porque no habían sido avisados, según aseguraron.
Poco antes de las 13 un grupo reducido pudo ingresar a la Secretaría de Gobierno para entablar el diálogo con la responsable del área, Belén Lavechia, y otros funcionarios de la comuna. Al concluir la reunión los monotributistas salieron con mal semblante y sin soluciones.

No definitivo.
María Ester Campo (ATE) señaló que con respecto a la suma fija el “no fue definitivo”. Con respecto al ingreso a planta de los trabajadores, porque solo han ingresado unas 15 personas en todo el año, se les dijo que están viendo de incorporar a más personas antes de 2017 pero no hubo ninguna confirmación fehaciente. Y sobre el pedido de mejorar las condiciones laborales de los monotributistas, que no tienen licencia por enfermedad ni por maternidad y que realizan tareas pesadas incluso en edades avanzadas, les prometieron que el 4 de noviembre se hará una mesa para discutir el tema.
Alfredo Romero, quien representó a los monotributistas de la terminal, explicó que no saben cuál era el monto que debía pagar el municipio si aceptaban abonar los 2.000 pesos porque el problema es que no hay seguridad de cuántos monotributistas trabajan para la comuna.
Romero explicó que ellos promedian en 250 porque ese sería más o menos el número blanqueado por la comuna al considerar los empleados que trabajan por contrato, sin embargo es imposible conocer la cifra exacta.
La situación no es nueva, incluso los concejales de la oposición han cuestionado en diferentes oportunidades la necesidad de conocer la cantidad de personas que están trabajando como monotributistas.

Compartir