Las pancartas fueron a la ruta

(Rancul) Con carteles, pancartas y folletos que rezaban “por un Rancul con justicia social”, una veintena de manifestantes se apostó el fin de semana a la vera de la ruta nacional 188, para continuar con el reclamo, que desde hace varios días viene realizando frente al municipio, por subsidios del programa nacional “Manos a la obra”, viviendas “dignas” para las familias más necesitadas, bolsones navideños para las fiestas de fin de año, entre otras demandas. A pesar de las altas temperaturas, los protagonistas de la huelga se trasladaron desde el centro de la localidad hasta la mencionada arteria, unos metros al oeste del arco de ingreso a localidad, donde decidieron continuar con su protesta.
Según lo informado por los propios manifestantes, encabezados por el líder de la agrupación René Salamanca Hugo Corpus, la idea es continuar en el lugar, a la espera de una respuesta satisfactoria por parte de las autoridades municipales. Á la vera del camino, los autoconvocados entregaron panfletos a los ocasionales automovilistas con leyendas que hacían referencia a sus reclamos. “Por un Rancul con justicia social, progresista, limpio. Trabajo genuino y viviendas dignas. Señor intendente póngase a trabajar, basta de intolerancia, basta de soberbia, cumpla con su palabra”, decían los volantes que distribuían.

Sin acuerdo.
Luego de las primeros reclamos, los manifestantes elevaron un petitorio al intendente Mario González, quien respondió cada uno de los puntos en forma escrita. No obstante la respuesta no colmó las expectativas: se endureció la protesta y se inició una huelga de hambre frente al edificio municipal.
Días atrás, hubo una reunión entre el jefe comunal y los autoconvocados, donde se acercaron posiciones respecto a algunos reclamos. El municipio se comprometió a brindar empleo, cuando lleguen obras de envergadura para Rancul, así como a priorizar la situación de las familias que están participando de la medida de fuerza, frente a futuros planes de viviendas.
No obstante, no hubo acuerdo en algunas otras demandas y los manifestantes decidieron profundizar la protesta, trasladando el reclamo a la ruta nacional 188 donde el fin de semana permanecían apostados con sus carteles y pancartas.