Le dieron una paliza a cuidador y le robaron

HOMBRE CON LESIONES EN EL ROSTRO

(General Pico) – Un hombre de avanzada edad y que trabaja de cuidador del predio recreativo que el gremio de Luz y Fuerza tiene en esta ciudad, aseguró que durante la medianoche del sábado lo golpearon hasta dejarlo inconsciente y le robaron una importante suma de dinero que llevaba encima.
Entre la medianoche del sábado y las primeras horas de la madrugada del domingo, personal policial de la Comisaría Segunda encontró a un hombre con evidentes lesiones en el rostro, tirado en inmediaciones de la ruta provincial 1 y la calle 2.
Poco después personal del Servicio de Emergencias Médicas (SEM), lo trasladó al Hospital Gobernador Centeno de esta ciudad, donde recibió las atenciones necesarias. Las primeras versiones indicaban que el sujeto podría haber sido atropellado por un conductor que se dio a la fuga y lo dejó tirado sobre el pavimento, aunque luego, el propio damnificado dio su versión de los hechos y desmintió esto.
En diálogo con el sitio digital enbocadetodoshd, Raúl Narciso López de 75 años de edad contó que esa noche asistió a un bar donde compartió algunos tragos con otro parroquiano que él mismo pagó, y que de regreso al predio que tiene a cargo, fue atacado por la espalda por un desconocido.
“Venía para acá, sentí un golpe detrás de la nuca y después no me acuerdo más nada. Yo sentí el golpe, nada más”, dijo López. Además en su relato el damnificado comentó que le sustrajeron una suma aproximada de 5.400 pesos que llevaba consigo y que cuando despertó estaba en el establecimiento asistencial local, donde fue atendido.

Dinero y heridas.
El hombre, que aseguró que lo atacaron para robarle el dinero que tenía encima, mostró distintas lesiones en la zona de los ojos y la nariz. También mostró cicatrices en distintas partes de su cuerpo, que habrían sido provocadas por los golpes recibidos. López, quien dijo que hace 11 años que trabaja como cuidador del predio del sindicato de Luz y Fuerza, relató que esa noche fue a tomar a unos tragos a un bar ubicado sobre la calle 25, y sospecha que algunos de los parroquianos podría haberlo seguido y atacado, luego de ver la importante suma de dinero que tenía en su poder.
Si bien el hecho que denuncia el trabajador habría ocurrido el sábado a la noche, hasta ayer a la mañana no se había iniciado ninguna investigación judicial al respecto, según informaron las fuentes consultadas por este diario.