Llegan las Escuelas Saludables

(Winifreda/Corresponsal)
El plan nacional promueve el desarrollo de hábitos saludables en la comunidad educativa a fin de prevenir, revertir y disminuir el avance del sobrepeso y obesidad. Un alto porcentaje de alumnos pampeanos de primero y sexto grado sufren estas enfermedades.
Funcionarios y profesionales del Ministerio de Salud provincial presentaron ayer en Winifreda el Programa Nacional “Escuelas Saludables”. Este plan promueve el desarrollo de hábitos saludables en la comunidad educativa a fin de prevenir, revertir y disminuir el avance del sobrepeso, obesidad y otras enfermedades. Se busca lograr este objetivo a través de iniciativas que permitan modificar causas y factores que inciden sobre la salud de niños y adolescentes en edad escolar. Entre ellas, una alimentación adecuada, la realización de actividad física y ambientes libres de humo.
La presentación tuvo lugar en el Concejo Deliberante y estuvo a cargo del Director de Atención Primaria de la Salud (APS) y Gestión Sanitaria, Adrián Medina; la jefa del departamento de APS, Diana Fazzini; las nutricionistas Silvia Ferreira y Carolina Gallo, y el director de Maternidad e Infancia, Héctor Bottegoni. Los visitantes fueron escuchados por autoridades municipales, concejales y representantes de instituciones, entre ellos docentes, que forman parte de la Mesa de Gestión Social del pueblo.
“Estamos llevando adelante una lucha contra las enfermedades no transmisibles y nos sentimos muy acompañados por el municipio y el Concejo Deliberante de esta localidad porque tiene una ordenanza de regulación del consumo de sal”, resaltó Medina.

Evaluación.
Ferreira señaló que este programa nacional está dirigido a las escuelas primarias públicas y privadas pero en La Pampa se extendió a los colegios secundarios. Reveló que en 2013, mediante una actividad conjunta entre los ministerios de Salud y Educación, se hizo una medición de peso, talla e índice de masa corporal a los alumnos de primero y sexto grado que asisten a 210 establecimientos educativos.
De una población estudiantil de 11.930 chicos se evaluaron a 8.422. Un 25% no se realizó los exámenes. El 46% de los evaluados resultó con sobrepeso y obesidad. “Es bastante preocupante. Estamos en un entorno obesogénico, porque los chicos comen muchísimas golosinas y toman mucha cantidad de bebidas azucaradas y jugos que no tienen nutrientes sino puras sustancias químicas. Debemos trabajar con ellos para que no sean adultos enfermos el día de mañana”, apuntó la profesional.
La nutricionista además agregó “estamos buscando entornos saludables, uno de ellos es el lugar de trabajo y otro la escuela. Las Escuelas Saludables son aquellas que hacen actividades sostenidas en el tiempo para promover estilos de vida saludables destinados a padres, docentes y alumnos y trabajan con tres ejes de intervención: ambientes libres de humo, promoción de la actividad física y alimentación saludable”.
Los alimentos recomendados para los “kioscos saludables” son agua potable, frutas frescas, secas, ensaladas, cereales, gelatinas, leche y yogurt.