Llopis: se conoció autopsia

(General Pico/Agencia)
El informe de autopsia practicado en los restos de Mercedes Llopis estableció como causa de muerte un “shock cardiogénico por deshidratación”. Continúa la acusación al falso médico Eduardo Ferreyra por “lesiones gravísimas y ejercicio ilegal de la medicina”.
La fiscal Ana Laura Ruffini, que sostiene la investigación judicial contra el falso médico Eduardo Ferreyra por lesiones gravísimas y ejercicio ilegal de la medicina, recibió en las últimas horas del viernes proveniente de Córdoba, el informe de la autopsia practicada en los restos de Mercedes Llopis, la vecina piquense fallecida en un geriátrico de la ciudad de Jesús María, el pasado 6 de febrero.
De acuerdo al examen médico practicado a pedido de la fiscalía a cargo de Ruffini por el cuerpo médico forense de la Justicia cordobesa, el deceso de Llopis se debió a causa de “un shock cardiogénico por deshidratación” mientras permanecía internada en un establecimiento geriátrico en la ciudad cordobesa de Jesús María.
El informe de autopsia resume la historia clínica de Mercedes Llopis y es de destacar que se remite a agosto, y no antes, cuando fue intervenida por el falso médico Eduardo Ferreyra en su “consultorio” ilegal. “En agosto del año pasado debió ser internada en una clínica de General Pico, a causa de un paro cardiorrespiratorio provocado por una ‘infiltración’. El estudio indica que al mes de sufrido el paro, se certificó que Llopis padecía un cuadro de ‘paraplejia y sordera'”, figura en el escrito.
El informe da cuenta de los últimos padecimientos de Llopis en la provincia de Córdoba. “Desde septiembre, fue alojada en un geriátrico de Jesús María donde se le practicó una neurorehabilitación”.
Los forenses de la Justicia cordobesa refieren que Llopis “en diciembre y hasta el 7 de febrero cursa un cuadro diarreico que requiere en dos oportunidades la aplicación de suero fisiológico. Estando prevista una colonoscopia. Hace 48 horas (por el día 5 de febrero) comienza con vómitos y ausencia de tolerancia alimentaria”.
Mercedes Llopis falleció el 6 de febrero, luego de permanecer internada en terapia intensiva desde el día anterior. El deceso se originó en un cuadro de “shock cardiogénico debido a la deshidratación”.

Sigue imputado.
La fiscal Ruffini no aceptó hacer evaluaciones de los alcances que a priori tiene el informe de autopsia para la causa Ferreyra, remarcando que se abocaría a un estudio pormenorizado del instrumento científico con el asesoramiento de profesionales médicos de su confianza. La fiscal recordó que efectuó el pedido a la Justicia de Córdoba para descartar responsabilidades en la muerte de Llopis.
Ruffini investiga a Eduardo Ferreyra por “lesiones gravísimas” y “ejercicio ilegal de la medicina”. El falso médico permanece en libertad mientras se lo investiga.
La semana pasada en declaraciones a LA ARENA, Stella Maris Llopis, hermana de Mercedes, se refirió dolida a los últimos días de la mujer. “Mercedes estaba postrada sin poder caminar y sin poder escuchar, mientras él anda como si nada tomando mate en la vereda”. Para la familia de Mercedes Llopis la responsabilidad penal de Ferreyra está fuera de toda duda.