Lluvias agravaron la situación en el norte: Rancul quedó aislado

SE CORTO EL CAMINO ALTERNATIVO ENTRE ARATA Y CALEUFU

Las copiosas lluvias registradas durante toda la jornada de ayer y parte del jueves, produjeron el corte de varias rutas y caminos alternativos en el norte pampeano, dejando como saldo a la localidad de Rancul completamente aislada. El camino alternativo que une los pueblos de Arata y Caleufú en las rutas provinciales 4 y 9, también se encuentra fuera de servicio. La situación de la ruta nacional 35 continúa de la misma manera que los días pasados. Siguen vigentes los dos cortes, uno a la altura de Martini por el paso del agua proveniente de la laguna Chadilauquen, mientras que el otro corte se sitúa entre Eduardo Castex y Winifreda.
La situación es muy compleja, tanto que para ir a Santa Rosa, quienes viven en la zona comprendida entre las localidades de Parera, Ingeniero Luiggi y Embajador Martini, deben extender su recorrido hacia Intendente Alvear, debido a que la ruta 101 volvió a cortarse nuevamente al tránsito de vehículos. Dicha ruta ya había presentando inconvenientes semanas atrás cuando se implementó la limitación debido a que el agua de escurrimiento generó el anegamiento de la zona y provocó que el agua esté sobre el pavimento.
Los 30 milímetros registrados en las últimas horas produjeron que el camino alternativo para llegar a la localidad de Rancul se interrumpa totalmente. La preocupación de los pobladores los llevó a comunicarse rápidamente con la corresponsalía que este diario tiene en Realicó, donde manifestaron su enojo y aseguraron que la próxima semana harán una pueblada.
En este sentido manifestaron que “hace dos meses que tenemos la ruta cortada y nadie hace nada, estamos olvidados y ahora ni podemos salir del pueblo”. Ayer el Banco de La Pampa, sucursal de dicha localidad comenzó a operar alrededor de las 10 porque no había forma de que los empleados llegaran hasta la institución. También se quejaron algunos vecinos que padecen enfermedades y que tiene que viajar hasta un centro asistencial de Realicó para realizar diálisis. Ante el corte, docentes también se vieron afectados y no pudieron concurrir al dictado de las clases.

Complicaciones.
“La ruta nacional 188 está cortada hace alrededor de dos meses, Vialidad Nacional no dio ninguna solución. El comercio está atravesando una crisis muy grave, hay muy poco movimiento en el pueblo, los micros de larga distancia no llegan y no sabemos cuándo llegará la solución”, relató un poblador de Rancul. “También tenemos que pensar si surge una emergencia o si las condiciones climáticas se agravan”, remarcó.

Cortes.
La problemática se extiende a toda la zona norte de la provincia. En total son seis sectores los que se encuentran fuera de servicio para el tránsito de vehículos, lo que obliga a tomar rutas alternativas para poder llegar hasta General Pico y Santa Rosa. Al día de hoy, con los dos cortes en la ruta 35, más el corte de la ruta provincial 101, llegar hasta Intendente Alvear parece la única solución.
Por otra parte, el cruce de las rutas provinciales 4 y 9, entre Caleufú y Arata, están cortadas, sumado a que el camino alternativo que une estas poblaciones también fue cortado por las precipitaciones.