Los bancarios anticiparon que habrá nuevos paros

EL ACATAMIENTO A LA MEDIDA DE FUERZA FUE TOTAL

Desde el gremio de los bancarios afirmaron que además de las cuestiones salariales deberá comenzar a plantearse el problema de la “uberización” y de la evidente disminución de la masa salarial que quieren lograr las entidades bancarias.
El gremio bancario que nuclea a trabajadores de General Pico y la zona norte confirmó que lograron una adhesión total en las jornadas de paro de miércoles y jueves y ya se anticipa que los días 18 y 19 de octubre se repetirá la medida de protesta con la no atención del público en las últimas tres horas de cada jornada.
Adolfo Pernas, representante del gremio en esta ciudad, manifestó que la medida de reclamo fue “muy positiva” y señaló que la última definición nacional del Consejo Directivo y del secretariado es que si no hay resultados el 28 de octubre el paro será total.
El sindicalista señaló que en las paritarias de marzo de este año se logró un incremento del 33 por ciento y el reclamo actual es para que se tenga en cuenta la cláusula gatillo porque espera que la actualización salarial vaya “a la par de la inflación” porque hay que evitar que decaigan los sueldos.
Por esa razón se mantendrán en todo el país las medidas de fuerza y a fin de mes ya se endurecerá la modalidad con un paro total para el viernes 28.

Situación pampeana
Pernas señaló que la mayoría de las provincias atraviesan realidades similares. Una situación especial que tiene La Pampa fue el cambio que se generó a partir de la decisión del gobierno provincial porque hace unos cinco años se cambio la dependencia patronal al pasar de la Asociación de Bancos Públicos y Privados de la República Argentina (Abapra) a la Asociación de Bancos Privados de Capital Argentino (Adeba) pero aún así no se cambio el convenio.
Por otra parte, el fenómeno de la disminución de la masa salarial es una realidad a nivel país. Pernas indicó que las entidades bancarias siguen con la misma modalidad de reducir su planta, porque en un 80 por ciento no reemplazan a las personas que se jubilan o retiran por diferentes motivos.
Además, el sector está haciendo frente a la “uberización” que hoy permite que supermercados, farmacias y empresas de telefonía realicen tareas bancarias. Una modalidad que quita trabajo a los empleados bancarios y además contribuye a la inseguridad en las transacciones. Porque una persona puede hacer una extracción de dinero de su cuenta bancaria en un cajero de supermercado y también se pueden realizar pagos y depósitos a través de los teléfonos móviles.
“Estrategias que evaden el convenio colectivo de trabajo”, dijo el gremialista. Porque incluso se debe plantear que ese convenio data de 1975 y debería ser actualizado, además teniendo en cuenta el avance tecnológico y los cambios que se vienen dando.
Pernas analizó que estos temas son preocupantes y también deberían comenzar a tratarse en la mesa de paritarias para defender los puestos de trabajo y las condiciones de los empleos.

Compartir