Madre de joven accidentada cuestiona “la persecución”

MENOR EMBARAZADA HUYO DE LA POLICIA Y CHOCO

(General Pico) – La vecina Vanesa Fernández, madre de la menor que se accidentó al ser perseguida por la policía en un control de tránsito, se mostró ayer indignada por la forma de trabajar de los efectivos y dijo que deberían actuar de forma diferente porque siguieron a una menor de 15 años y embarazada cuando podrían haber tomado los datos de la patente o buscar otra manera de probar la infracción.
El siniestro vial en el cual resultó herida la joven ocurrió cerca de las 18.30 del pasado martes, en el cruce de calles 13 y 104, cuando la adolescente era seguida por motoristas y terminó impactando contra un Renault 12.
La mujer dio a conocer el estado de salud de su hija, que permanecía internada en el Hospital Gobernador Centeno con una herida cortante en la cabeza, que fue suturada, y otros golpes en su cuerpo. La menor seguía ayer en observación porque mostró algunos olvidos y además porque hacían un seguimiento de su embarazo con dos meses de gestación. Según Fernández la multa por falta de casco, u otra infracción, se podría haber realizado igual sin necesidad de que la policía realice una persecución a “alta velocidad”. La mujer refirió que ahora solo fueron lesiones pero la gravedad del caso pudo ser mucho mayor.
Fernández indicó que la motocicleta Yamaha 125 cc tiene toda su documentación en orden y reconoció que su hija no debía conducir el rodado. Pero agregó que la retención del vehículo o la multa se podría haber hecho igual, sin necesidad de iniciar una persecución.

“No fue persecución”.
El jefe de la Unidad Regional II, comisario mayor Javier Marotti, dijo ayer a LA ARENA que lo sucedido “no fue una persecución” porque los efectivos ni siquiera llegaron a hacer un seguimiento de la joven ya que ella eludió el control a una cuadra de donde se produjo el accidente. E indicó que el objetivo del trabajo policial es alcanzar a la persona para que se detenga y cese en su infracción, teniendo en cuenta que ese mismo comportamiento ya indica que la persona está en falta para poder conducir.
Marotti señaló que hay una investigación del hecho y la Justicia determinará si el accionar de los agentes y de los inspectores fue incorrecto.
La Ley Orgánica de la Policía de La Pampa establece con respecto a las funciones de seguridad: ” Dirigir y controlar el tránsito público, aplicar las disposiciones que lo rigen, adoptar medidas provisorias cuando circunstancias de orden y seguridad públicos lo impongan y asesorar en la preparación de ordenanzas y disposiciones y en la colocación de dispositivos para su regulación”.
Y la Ley 1123 Código de Faltas Provincial también estipula multas y otras sanciones para quienes alteren el tránsito y atenten contra la seguridad y el orden público. Pero las normativas mencionadas no establecen la persecución como una forma específica, o la mejor alternativa, para hacer cumplir las legislaciones.