Maestra increpó a Tierno por que habló sin saber

ESCUELA "LEUVUCO"

La directora del colegio Leuvuco, Claudia Bonino, enterada de las declaraciones de Tierno,
lo buscó y cuando lo encontró le dijo que no tenía “ni idea” del trabajo que realizan sus alumnos en materia de prevención de adicciones.
La directora del colegio secundario Leuvuco de Victorica, Claudia Bonino, se enojó con el ministro de Seguridad y Justicia Juan Carlos Tierno porque desprestigió a la institución educativa cuando en medio de una reunión pública celebrada en Telén manifestó “a esa escuela de nombre raro no se puede entrar”.
Enterada de la situación, la docente ubicó al funcionario cuando estaba realizando un operativo de control en esta localidad y en plena vía pública mantuvo una “áspera conversación” con él y lo invitó a acercarse al edificio escolar para conocer el trabajo que llevan adelante los alumnos en materia de prevención de adicciones.
A varios días del episodio, todavía lo está esperando. “El ministro dijo que en Victorica hay una escuela de nombre raro, Leuvuco, donde no se puede entrar. Esas fueron sus palabras textuales en medio de una reunión con personas que no conocen la institución y se habrán imaginado que mi escuela es un caos y no se puede trabajar, eso a mí me enojó mucho y me puse muy mal”, contó Bonino.
Un día después se enteró que Tierno estaba en la localidad. “Lo encontré en una esquina céntrica, me bajé del auto y le dije que no tenía ni idea de todo el trabajo que estamos desarrollando con los adolescentes y lo invité a que conociera nuestra realidad para que después hablara con fundamento. A mí me molestó muchísimo porque estamos luchando para levantarle el prestigio a la escuela y que venga alguien de afuera y hable por boca de jarro no va”, relató Bonino.
Y agregó “la conversación estuvo bastante áspera, él me dijo que era muy frontal y yo también lo soy, por eso salí a buscarlo, porque quería aclarar las cosas. Me dijo que iba a visitar la escuela la próxima vez que viniera”.
Tierno le manifestó a la docente que terceros le contaron que la Escuela Leuvuco no participa activamente de la Mesa de Gestión local, integrada por distintos actores de la localidad que abordan y buscan soluciones a distintas problemáticas sociales por las que atraviesan jóvenes y adultos.

Participación.
“Participamos en ocasiones puntuales porque ir y hablar en el aire no sirve. El jueves fuimos a tratar problemas que tenemos con dos alumnos”, precisó.
“Tierno me decía que no estábamos trabajando en red con las demás instituciones cuando en realidad lo estamos haciendo. El equipo de acompañamiento de la Escuela está en contacto con el hospital, psicóloga, justicia, asistentes sociales. El trabajo que hacemos no es solo pedagógico sino de acompañamiento a nuestros alumnos”, aseguró.
Y dio cuenta de una actividad que fue tomada de ejemplo por sus colegas. Mencionó una jornada de reflexión y recreación, que incluyó dos talleres: uno de sexting y otro sobre relación entre padres-hijos- escuela. Participaron estudiantes de primero a sexto años, progenitores, docentes, una doctora del hospital y el Inaun Don Bosco. Además, dos profesores de educación física dieron prácticas de RCP y los bomberos disertaron sobre quemaduras.
“Fue una jornada muy productiva, que se va a repetir. Nuestros alumnos también forman parte del grupo Jóvenes en Movimiento, que hizo una encuesta sobre adiciones, alcohol y salieron resultados muy interesantes. Por eso, le pedí a Tierno que se informara antes de hablar”, finalizó.
Claudia Bonino recordó que en medio de la acalorada charla que mantuvo con Tierno, éste le dijo: “soy el único ministro que anda por todos lados y me meto en lugares donde no me tendría que meter, pero lo hago igual”. Y le confirmó su intención de impulsar una ley para reglamentar los espectáculos públicos y las edades de ingreso a los boliches y matinée. “Quiere escuchar las opiniones de los jóvenes de Victorica o que se las hagan llegar”, finalizó Bonino.

Compartir