Modifican el sistema de estacionamiento medido

COMUNA PIQUENSE REDUCIRA EL NUMERO DE VENDEDORES EN EL CENTRO

El municipio piquense planifica extender la venta de tarjetas de estacionamiento medido a un mayor número de comercios de la zona del microcentro y a otros sectores de la ciudad, lo cual significará una reubicación del personal dedicado a la venta de las boletas, conocidas como “tarjeteras”.
El ex comisario Luis Daratha, a cargo de la Dirección de Prevención y Convivencia de la comuna local, manifestó que el servicio de venta de tarjetas para el servicio de Estacionamiento Medido, que se cobra en el radio comprendido por las calles 9 y 19, y avenida San Martín y 24, sufrirá una modificación con la reubicación del personal.
“En un primer inicio de esta actividad había 12 tarjeteras, una por cada esquina. En esta nueva etapa de gestión en el mes de marzo, cuatro de ellas, previa capacitación, se convirtieron en agentes preventores y recorren en bicicleta distintos barrios de la ciudad. Quedaron ocho trabajadoras, y la idea es en un tiempo que se saquen otras cuatro para el mismo trabajo que las anteriores, para preventores”, dijo.
“La idea es que no sea un cambio tan traumático para el vecino, para la gente que viene de afuera. Estamos haciendo difusión de esto, para que la gente sepa que tiene que adquirir sus tarjetas de estacionamiento medido en los comercios, para lo cual ya solicitamos una serie de cartelería para colocar en los lugares de Estacionamiento Medido”, sostuvo.

Venta comercial.
El funcionario municipal explicó que cada día se adhieren nuevos comercios a la venta de tarjetas, y que las cuatro tarjeteras que se mantendrían, cubrirían las cuadras en donde no hay muchos locales comerciales, como por ejemplo, la calle 11 entre 22 y 24.
“Por el momento tenemos ocho tarjeteras y la idea es sacar la mitad, y esas cuatro reconvertirlas en alguna otra necesidad que tenga la municipalidad. Es gente que no corre riesgo laboral, y lo más probable es que se sumen al cuerpo de agentes preventores, que es un programa que al municipio le está dando buen resultado a los fines municipales. Queremos que el vecino se acostumbre a comprar la tarjeta de estacionamiento con antelación o pueda adquirir varias y tenerlas guardadas en el auto cuando las precise. Todo va a ser paulatino, no va a ser de la noche a la mañana”, sostuvo.
Daratha señaló que esta modificación se comenzará a aplicar sobre el cierre del año, y subrayó que otros comercios que están fuera del radio céntrico, también se mostraron interesados en sumar entre sus servicios, la venta de tarjetas de estacionamiento. “Hay comercios de otros sectores de la ciudad que están queriendo ser vendedores de tarjetas, y nosotros accedemos conforme a la reunión que tuvimos con el director de rentas para facilitarles la tarea”, indicó.

Espacios reservados.
Además el funcionario comunal refirió que hasta el momento no es intención del Ejecutivo ampliar la zona en la que rige el Estacionamiento Medido, por el cual se cobra una tarjeta de seis pesos por hora, y subrayó que en pos de mejorar el tránsito, se trabajó en la ampliación de espacios reservados y otras alternativas para favorecer el ascenso y descenso de personas.
“Estamos buscando alternativas a la hora de estacionar, ampliando nuevos estacionamientos para discapacitados, creando nuevos estacionamientos para ascenso y descenso de personas, y creando nuevos lugares exclusivos para motocicletas”, sostuvo.
“Se crean esos espacios que favorecen a las personas que tienen movilidad reducida y el ordenamiento de las motocicletas en la vía pública. La idea es crear distintos lugares de la ciudad, para descenso de personas con discapacidad, y estacionamientos vehiculares en lugares donde asiste gente con problemas de movilidad, como en los distintos consultorios o gimnasios terapéuticos”, finalizó.