Municipalidad instalará 16 cámaras de seguridad

WINIFREDA: EL COSTO DE INSUMOS NO SERA TRASLADADO A FRENTISTAS

La Municipalidad de Winifreda comprará 16 cámaras de seguridad para instalarlas en distintos puntos del radio urbano. La inversión demandará 265.900 pesos. La intendenta Adriana García (PJ) decidió no trasladar ese costo a los frentistas sino que sea afrontado directamente por el municipio. De esta manera, cambió su postura original expresada en marzo pasado frente a un numeroso grupo de pobladores que protestaban contra la inseguridad. “Van a tener un costo porque no tenemos manera de financiarlas”, había dicho.
En una reciente sesión ordinaria del Concejo Deliberante ingresó el pedido de autorización del Ejecutivo comunal para adquirir la mencionada cantidad de cámaras invocando la reciente creación y regulación del servicio público de videovigilancia por ordenanza municipal 498/16. García reveló que gestionó (ante Provincia) los fondos necesarios para la obtención de los insumos tecnológicos.
“El presupuesto elevado por Girotti Comunicaciones (de Santa Rosa) de dieciséis cámaras infrarrojo de 50 metros de alcance nocturno HD con todos sus accesorios para su puesta en funcionamiento, excepto monitor, es de similares características técnicas a otras cotizaciones presentadas por otras empresas, pero el más cercano a las posibilidades económicas del municipio, ya que su precio y financiación permitiría que la adquisición sea afrontada por esta comuna y no cobrada a los frentistas, lo cual sería un gran beneficio para todos los vecinos”, puntualizó García.
El plan de pago consiste en una entrega de $63mil y 10 cuotas iguales y mensuales de 20.290 pesos. Los concejales por unanimidad autorizaron a García a realizar la compra.
El presidente del CD, Domingo González (PJ), dijo que este asunto “había quedado atrasado y ahora es una prioridad. Urge la necesidad de instalarlas”. De los tres presupuestos analizados, el aceptado “es el más factible porque el costo se puede absorber de una manera diferente”, apuntó.

“Una necesidad”.
Mario Corredera (Pro-Frepam) coincidió en que las cámaras “son una necesidad, siempre hemos reclamado por ellas. Nos pone muy contentos que se puedan adquirir y lo más importante que el costo sea afrontado por el municipio y no por los frentistas, eso es algo que veníamos reclamando”.
También es cierto que el mes pasado, los tres ediles opositores le habían enviado una carta a la intendenta proponiéndole que comprara un kit de cámaras y se las cobrara a los vecinos por “única vez” y solicitándole que “revea” la ordenanza que declaró servicio público al sistema de videovigilancia y la faculta a cobrar una tasa retributiva mensual.
En el último punto, el comportamiento de los ediles de extracción radical fue ambiguo porque dicha norma había sido aprobada por Sergio Salotti. “Tanto ustedes como nosotros desconocemos muchas características técnicas de estas cámaras, hubiese sido bueno ver cómo funcionan en las localidades donde se han puesto”, manifestó Corredera a sus pares del PJ.
Su colega Carmen Salamone reconoció que su bloque estuvo reunido con García antes de la sesión. “Nos dijo que cuando se pusiera en funcionamiento el sistema iba a saber qué gastos ocasionaba el mantenimiento de las cámaras y después tomaría una decisión con respecto a la tasa. Vamos a seguir insistiendo en que no se cobre”.
Marcos Ponce (PJ) cerró las exposiciones: “La seguridad no tiene que esperar más, esto va a ser un adelanto positivo”.

Compartir