Otro derrame en Medanito

(25 de Mayo / Redacción) La denuncia llegó a LA ARENA a través del Sindicato de Bahía Blanca y La Pampa. Reiteran falta de mantenimiento y "trabajo esclavo" por parte de PCR. Reclaman que la Provincia actúe de forma urgente.
El miércoles se produjo en el área petrolera Medanito que gestiona Petroquímica Comodoro Rivadavia otro derrame de crudo. Esta vez se rompió una empaquetadura que produjo un vertido de unos veinte metros cúbicos.
Así lo denunció ayer a LA ARENA el secretario de Prensa del Sindicato Petrolero de Bahía Blanca, La Pampa y Patagonia, Carlos Reyes. "El derrame, de casi 20 metros cúbicos, se produjo por rotura en puente de producción, es decir una empaquetadura", precisó.
Reyes trajo a colación que desde el gremio que representa han denunciado reiteradamente estas irregularidades de explotación. "Seguimos con los problemas de los derrames, principalmente por las cañerías viejas", reiteró. Y amplió: "No renueva, no hace inversiones, no actualiza los sistemas operativos. En otras áreas usan planimetría, acá siguen en la prehistoria" y se preguntó: "¿No hay nadie que pueda hacerle una auditoría a esta empresa, por la falta de seguridad, por las cañerías, por las inversiones?".

Trabajadores.
El sindicalista apuntó al responsable de PCR en 25 de Mayo. "Aquí queda en evidencia de lo que nosotros comentamos sobre la problemática de lo que pasa en el área de Petroquímica Comodoro Rivadavia, a cargo del Gerente Operativo, el ingeniero César Vanni", acusó.
Ayer, en el contacto con este diario, Reyes planteó más problemas en la relación de la empresa con los trabajadores. "Además, les comento que a los operarios afiliados les cortaron las vacaciones que les corresponde por ley. ¿La causa? Por la falta de personal", se quejó. Y agregó: "Este señor Vanni es un dictador, tenemos un problema grave y la Provincia no lo sabe. No puede ser que tengamos una persona como esta en el sector, donde nadie puede revertir la situación. Hemos viajado a Buenos Aires a hablar con los dueños de PCR, los hemos denunciado al Ministerio de Trabajo, estamos haciendo denuncias penales por el gran daño ecológico que han hecho en el sector, pero aún no vemos la forma de revertir esta situación.
Estamos en un sector donde todavía se usa el sistema de esclavitud. Acá la gente trabaja 12 o 14 horas en el campo y después es amedrentada, perseguida. Los capataces insultan y maltratan verbalmente a los trabajadores", había denunciado días atrás el mismo Sindicato.
El gremialista pidió la inmediata intervención oficial. "Esto ya no da para más, El Gobierno tiene que tomar carta en el asunto, tiene que empezar a actuar con todo el peso de la ley", concluyó Reyes.