Pedirán nuevas pericias

CASO CRUZ: SE REALIZO UNA NUEVA AUDIENCIA

(General Pico) – El juez de control Marcelo Pagano coordinó ayer a la mañana en la sala 2 de los tribunales piquenses, una Audiencia de Prueba Jurisdiccional Anticipada, en el marco de la causa en la cual se investiga la muerte de Maximiliano Ramiro Cruz, el joven que falleció el 23 de enero de este año en el Hospital Gobernador Centeno, donde permaneció internado durante dos semanas tras ser herido luego de una persecución policial. El único imputado en la causa es el policía Emanuel Benvenutto, a quien se le formalizó la Investigación Fiscal Preparatoria por la presunta comisión del delito de Homicidio Simple, y como medida sustitutiva de la prisión preventiva, se lo obligó a comparecer ante la Fiscalía santarroseña de manera semanal.
En la audiencia que se realizó ayer, participó el fiscal adjunto Damián Campos, en reemplazo de Ivana Hernández, quien es la funcionaria judicial que lleva adelante la investigación, aunque no pudo estar porque se encuentra de licencia.
Esta instancia fue pedida por el abogado defensor de Benvenutto, Armando Agüero, y por el querellante, Oscar Ortiz Zamora, quien planteó ante el magistrado, que se extraigan las pruebas de ADN de un hierro que fue acercado por la familia del joven fallecido y que fue incorporado de manera reciente a la causa.
La querella manifestó que está prueba puede llegar a ser de vital importancia para el futuro del proceso judicial, puesto que a través de este pedido se buscará establecer si el joven al momento de ser herido empuñaba este elemento contundente o un arma de fuego, como señala la tesis oficial, con la cual le habría apuntado al policía.
Pagano atendió el pedido Ortiz Zamora, y el elemento será enviado al Instituto de Investigación Forense de la ciudad bonaerense de Junín. A esta misma entidad se enviará desde la Justicia local, un pedido de informe para conocer si es posible realizar un exámen toxicológico de Cruz, a partir de pelos y de otros elementos del cuerpo del fallecido. Este pedido fue planteado por la defensa del imputado.

Nuevas pruebas.
El querellante indicó además que ya se enviaron para su análisis los muestras para establecer el ADN del joven, como así también el arma que se secuestró en la escena del hecho. Una vez que se establezca el perfil genético, se realizará un cotejo de las muestras, para determinar si el revólver secuestrado la portaba Cruz al momento de ser herido, o si fue puesto por la policía, como presume la parte acusadora.
Durante la Formalización que se realizó pocas horas después que falleciera el joven, la fiscal Ivana Hernández indicó que en el lugar del hecho se encontró un revólver calibre 22, y pidió que se realizara un cotejo de las muestras de ADN que se pudieran llegar a encontrar en el arma.
La Audiencia de Prueba Jurisdiccional Anticipada se realizó ayer en los tribunales piquenses, tanto a pedido de la querella como de la defensa de Benvenutto, quienes pretenden incorporar nuevos elementos de prueba a la causa.
Cruz falleció durante la madrugada del viernes 23 de enero en el Hospital Gobernador Centeno de esta ciudad, donde permaneció internado durante tres semanas luego de ser herido en un hecho policial que tuvo el lugar el 2 de enero de este año en horas de la tarde, momentos después que se iniciara una persecución policial. El joven se enfrentó con dos efectivos policiales, uno de los cuales le realizó un disparo con su arma reglamentaria y le provocó una herida en el costado derecho del cuerpo.