Piden sobreseimiento del comisario Buri

ENCUBRIMIENTO TRAS HURTO EN CLUB DE CAZA DE QUEHUE

El fiscal Juan Bautista Méndez solicitó el sobreseimiento del comisario Rubén Oscar Buri, en relación a la causa que se había iniciado en su contra por presunto encubrimiento. La presentación fue realizada recientemente ante el juez de control sustituto de esta ciudad, Diego Asín.
A criterio del representante del ministerio público fiscal corresponde dictarse el sobreseimiento a favor del funcionario policial, en virtud de haberse constatado que el hecho que se le endilgó en su oportunidad, no se cometió. Por esa razón, peticionó que tal decisorio se sustente en lo previsto por el artículo 290 -inciso 2, primer supuesto-, del Código de Procedimiento Penal de La Pampa.
Cabe señalarse que el comisario Rubén Oscar Buri (40 años), en ese entonces a cargo de la dependencia policial de Guatraché, fue detenido y posteriormente debió prestar declaración en calidad de imputado. En un principio, y de manera provisoria, se le atribuyó que poco después que Guadalupe Hecker sustrajo la suma de 40 mil pesos de la caja fuerte del Club de Caza de Quehué, no denunció el hecho cuando tenía la obligación de hacerlo por su condición de funcionario público.

Pruebas.
Según Méndez el Juzgado de Control debe dictar el sobreseimiento a Rubén Oscar Buri, en función de los elementos probatorios producidos durante la investigación fiscal preparatoria.
Afirmó que a los argumentos esgrimidos por Buri cuando ejerció su derecho de defensa al momento de recibirle declaración en carácter de imputado, debe sumarse lo que surgió de la prueba testimonial y las aperturas de los teléfonos celulares de él y de Hecker.
“No fue posible sostener en la causa un juicio de probabilidad. Mucho menos de certeza, continuó el fiscal, respecto de la conducta de encubrimiento endilgada a Rubén Buri en su carácter de comisario de la Policía de La Pampa.
En ese sentido adujo que de la prueba reunida y analizada, surge además, la ausencia de conocimiento del hecho previo por parte de Buri, requisito imprescindible para la comisión del delito de encubrimiento.
El fiscal reiteró que resulta pertinente dictarse el sobreseimiento a favor del comisario, más allá que en un principio haya resultado sospechoso del delito de encubrimiento. Luego de haber sido sorprendido por la policía mientras estaba acompañado por Hecker, quien tenía en su poder el dinero sustraído del Club de Caza de Quehué, ya sentados en los asientos de un colectivo que estaba a punto de partir para Buenos Aires.

Hurto.
Por otra parte en relación a Guadalupe Hecker, el juez de Control dictó una suspensión de proceso a prueba, por la sustracción de unos 40 mil pesos que se encontraban guardados en la caja fuerte perteneciente al Club de Caza de Quehué. Fue por el término de un año, durante el cual, la suspendida, no deberá cometer nuevos delitos.
Asimismo tendrá que cumplir con diferentes reglas de conducta, las cuales consisten en fijar domicilio que deberá mantener informado, debiendo comunicar el mismo en forma trimestral y del que no se ausentará sin autorización de la fiscalía. Asimismo deberá someterse a su cuidado, y abstenerse de usar estupefacientes y abusar del consumo de bebidas alcohólicas.
Como se recordará la sustracción del dinero de la institución quehuense se produjo el 1 de septiembre de este año. Algunas horas después, la policía procedió a la detención de la mujer y del comisario Buri, en momentos que estaban adentro de un colectivo de transporte de larga distancia, por viajar a Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Causa por malversación
El comisario Buri aún se encuentra apartado de la función, debido a que se encuentra imputado en otra causa penal iniciada en su contra por presunta malversación de caudales públicos por manejos que habría tenido en su condición de responsable de la dependencia policial de Guatraché.
Esto derivó en la realización de un allanamiento en la comisaría, al igual que en el domicilio de servicio habitado por el funcionario policial. Ambos procedimientos fueron supervisados de manera personal por el fiscal Juan Bautista Méndez y su par sustituto José Luis Coito. Además, se hizo presente el jefe de la Policía, comisario general Roberto Ayala.
Las órdenes de allanamientos peticionadas por la fiscalía, fueron concedidas por el Juzgado de Control de General Acha, a los fines de secuestrar un celular, cheques, dinero en efectivo, y documentación varia relacionada con posibles manejos de dinero.
De acuerdo a lo informado, como la Cooperadora Policial de la Comisaría de Guatraché no estaba en funcionamiento, carecía de cuenta bancaria. Por ese motivo el dinero que se cobraba por las multas labradas por infracción a la ley nacional de tránsito; por ejemplo a los camiones o combis por carecer de la VTV (Verificación Técnica Vehicular), el 50% iba destinado a la Dirección Provincial de Tránsito, y el otro porcentaje restante a otras cuentas.
De allí, supuestamente emitían cheques a nombre del comisario Buri, que posteriormente depositaba y cambiaba por dinero en efectivo. Operaciones bancarias que habría hecho a su nombre. La investigación aún se encuentra abierta, y la fiscalía se encuentra a la espera del resultado de las pericias contables oportunamente ordenadas.