Piden la libertad del director del colegio

DENUNCIA DE ABUSOS

La defensa del ex director del colegio secundario de 25 de Mayo, que está denunciado por encubrimiento en la causa donde se investigan supuestos abusos en un jardín de infantes de esa localidad, pedirá la libertad del acusado y la incorporación de los resultados de ADN a la causa.
“La investigación está agotada, con la finalización de la prueba jurisdiccional y las declaraciones de los menores, pero quedaría pendiente que la fiscalía acepte el examen psicológico de nuestro defendido”, comentó el abogado defensor Juan Veneri, entrevistado por LA ARENA.
El letrado, que ejerce la defensa junto a César Rodríguez, reclamó también “la incorporación de los informes psicológicos oficiales que de antemano tendrían resultados similares a los que dio el perito de parte”.
Veneri agregó que la situación procesal del ex director del colegio veinticinqueño, que fue separado del cargo, “es particularmente distinta y hasta ajena al resto de los imputados” y aseguró que no existe prueba alguna en la causa que involucre a su defendido.
El ex director, uno de los cuatro detenidos por los supuestos abusos en el JIN de 25 de Mayo, fue acusado por dos denuncias formuladas luego de tres meses de iniciada la causa, aunque “lo dicho por los padres no fue ratificado por los niños en Cámara Gesell”.

Tiempos “agotados”.
Aunque se mostró “respetuoso de los tiempos procesales, de las madres damnificadas y los niños”, el abogado Veneri indicó que “se han agotado los plazos” y dijo que la detención de su defendido “mantuvo viva la investigación, pero no existen elementos ni evidencias suficientes para mantener su detención”.
El ex director está acusado por un supuesto encubrimiento y “alguna” participación que no pudo ser determinada respecto de dos casos. “Los nenes no aportaron nada en sus declaraciones, dicen cosas distintas a los padres que hicieron las denuncias”, dijo Veneri.
Por otro lado, recordó que “cuando arrancó la locura de las denuncias, mi defendido sufrió hasta la detención un permanente hostigamiento y tuvo que pedir custodia policial en su domicilio (donde cumple la prisión) porque era amenazado”.
“A mi defendido -siguió- lo llamaron a declarar primero en una testimonial y siempre contó todo. En parte existió una presión social también, la relación que tuvo con el otro profesor hizo presumir algún tipo de participación en la causa y meses después caen las denuncias”.

La causa.
En la investigación judicial, hay cuatro personas que permanecen detenidas: un profesor de Educación Física, dos maestras jardineras y el ex director del colegio de 25 de Mayo. El último movimiento en la causa fue la aparición de un testigo de identidad reservada, que fue desmentido por otra testigo, con la que habría mantenido la conversación que relató en los tribunales de General Acha.
María Tello se entrevistó con el abogado Omar Gebruers, que defiende a los otros acusados, y negó haber protagonizado una situación como la que describe” la testigo quien dijo que un día Tello le contó que los chicos “volvían de la chacra” de uno de los imputados.
Gebruers aseguró que con la testigo clave se busca “embarrar la cancha”, algo que parece reforzar la declaración de Tello, en sintonía con los exámenes de ADN que se hicieron en la chacra del profesor, el principal acusado, y que dieron resultado negativo.