Piquenses en competencia robótica

ESTUDIANTES DE INGENIERIA PARTICIPARON DE ENCUENTRO INTERNACIONAL EN BAHIA BLANCA

Ocho estudiantes piquenses, que forman parte del grupo de Robótica Aplicada de la Facultad de Ingeniería (RAFI) de la Universidad Nacional de La Pampa (UNLPam), participaron durante el fin de semana de la decimocuarta edición de la Competencia Internacional de Robótica, que se desarrolló en la ciudad de Bahía Blanca. La cita convocó a estudiantes secundarios y universitarios de todo el país, como así también a desarrolladores nacionales y extranjeros.
La actividad, que estuvo organizada por el Grupo de Robótica y Simulación de la sede bahiense de la Universidad Tecnológica Nacional (UTN), en conjunto con la Secretaría de Innovación Tecnológica y Desarrollo Creativo, se llevó a cabo el sábado a la tarde en las instalaciones del Polideportivo Norte, y contó con asistencia de 220 participantes que inscribieron 111 robots.
La ya tradicional cita de robótica incluyó una lucha de robots, que tienen como objetivo sacar al oponente del área de combate. Esta especialidad se dividió en las siguientes categorías: Sumo Menores, Sumo Mayores y Mini Sumo. También formó parte de la competencia, una carrera de robots, pruebas de laberinto, en las cuales el dispositivo robótico tuvo que buscar la salida valiéndose de sensores; y partidos de fútbol, en los que confrontaron equipos formados por dos robots dirigidos a control remoto.

Estudiantes piquenses.
En esta oportunidad, los estudiantes piquenses Fernando Mazzaferro, Leandro Alesso, Kevin Ruppel, Nicolás Di Sario, Andrés Arana, Guido Bocchio, Enzo Schiavoni y Luciano Gutiérrez, que integran el RAFI, tomaron parte de la prueba internacional que se llevó a cabo en la ciudad portuaria. Los estudiantes de la Facultad de Ingeniería de General Pico tomaron parte de la cita en las categorías Sumo, Carreras y Laberinto.
Los pampeanos cursan las distintas carreras de Ingeniería que se dictan en la facultad piquense, y algunos de ellos, como el caso de Mazzaferro, llevan adelante distintos proyectos productivos en la Incubadora de Empresas de Base Tecnológica (Incubatec). El piquense contó que el grupo se formó el año anterior, por el interés que tienen algunos estudiantes sobre la robótica y automatización industrial.
“El grupo se forma por intereses de los estudiantes y por la universidad. Sabíamos que estaba la competencia, no había nadie que hiciera algo para ir, y entonces armamos un grupo. Fuimos la primera vez como espectadores para ver de qué se trataba, porque hay un reglamento que especifica el peso, el tamaño y los materiales que se pueden usar para la construcción. Nosotros, por representar a una facultad, tuvimos que fabricar todo, no podíamos llevar plaquetas ya armadas”, dijo.

Distribución de tareas.
Los integrantes del RAFI se repartieron las tareas para lo construcción de los robots. Por un lado, hubo encargados de la parte electrónica, de la parte mecánica, programación, dibujo y la fabricación.
Mazzaferro explicó que “todos los robots de la competencia, son autónomos, no tienen control remoto y tienen que decidir por sí solos”, y que el viaje lo financió la Facultad de Ingeniería. Además contó que en esta oportunidad participaron de tres pruebas, y calificó de positiva a la experiencia.
“Competimos en tres categorías y nos fue bien, tuvimos muy buena participación. Lo bueno es que no te quedas conforme y en el regreso todos los chicos hablaban de cómo mejorar para la próxima vez. Es muy motivador llevar a algo concreto todo lo que uno aprende en la Facultad”, indicó.
El fin de semana se desarrolló en Bahía Blanca la sexta y última fecha de la Competencia Internacional de Robótica, que durante el año también desembarcó en Paraná, Mendoza, Córdoba, Buenos Aires y Campana.

Importante crecimiento.
Mazzaferro destacó que en la competencia del fin de semana participaron hasta niños de ocho años, incentivados por sus padres para incursionar en la robótica.
Por último, se refirió al crecimiento que mostró el grupo piquense en esta última participación, respecto a la que había significado su debut el año anterior en la ciudad de Ayacucho.
“El primer año que fuimos estábamos muy lejos por falta de experiencia, no sabíamos qué materiales se usaban, y eso es algo que se aprende en la competencia. Para esta oportunidad ya fuimos más pulidos, y el año que viene queremos ir a todas las fechas”, indicó.
“Este año anduvimos muy bien, hicimos récord en la homologación de los robots. Llevamos robots competitivos, estuvimos a la par de los otros, y no vamos a volver con lo mismo, sino con algo mejor”, finalizó.

Compartir