Podrían suspender servicio de ambulancia

NUEVAS EXIGENCIAS PARA LAS COOPERATIVAS

Los socios y vecinos de varias localidades pampeanas podrían perder la posibilidad de disponer de una ambulancia para traslados y otras eventualidades si desde el Ministerio de Salud insisten en hacer cumplir normativas que resultan inalcanzables para las cooperativas que prestan ese servicio.
Las cooperativas de Colonia Barón, Trenel, Ingeniero Luiggi, Victorica, Quemú Quemú y Eduardo Castex cuentan con ese servicio, en la totalidad de los casos un complemento imprescindible para atender la demanda del sistema de salud en las localidades pero ante la normativa nacional, a la que adhirió La Pampa, y la imposibilidad de alcanzar acuerdos con el Ministerio de Salud podrían llegar a vender las unidades y desistir de ofrecer el servicio.
El tema fue planteado en forma concreta el miércoles, en Eduardo Castex, en la reunión de trabajo que las cooperativas del Norte mantuvieron convocadas por el subsecretario de Cooperativas, Claudio Gordillo. Allí, los dirigentes expusieron su problema y acordaron juntarse para encarar gestiones conjuntas antes de tomar la decisión de abandonar el servicio y dejar sin él a miles de pampeanos que lo requieren para su traslado de esas localidades a centros de mayor complejidad.
Además de la misión primordial de traslado, las ambulancias cooperativas acuden en caso de accidentes u otras catástrofes, la mayor cantidad de veces convocadas desde el sector oficial.

El caso Barón.
La Cooperativa de Servicios de Colonia Barón acaba de invertir la suma de $1,3 millones en una unidad flamante, con equipamiento incluido, que para la nueva normativa a la que adhirió la Provincia, pasa a ser de una categoría superior.
Pedro Ruiz, el presidente de la entidad, que planteó el tema en la reunión de Eduardo Castex, indicó a LA ARENA que “eso implica además otros requisitos para nosotros inalcanzables”, y explicó que esa ambulancia obliga a “tener un médico director técnico y un local para atención al público personal, baños, oficina y hasta una habitación”.
Además agregó que “queremos que se entienda, nosotros con este servicio apoyamos a Salud y por supuesto a nuestros socios y vecinos, no pretendemos dar servicio de salud”. Dijo Ruiz que “llegar a eso sería elevar los costos de una manera en que el socio tampoco podría ni querría pagar”.
También respondió que en Colonia Barón, con una población de unos 3.800 habitantes, la ambulancia cooperativa “hace servicios a diario y cuando hay accidente vamos sin que nos llamen y subimos al que haya que subir, sea o no socio. En la emergencia se actúa, luego se pregunta”, afirmó Ruiz. También recordó que “parte del equipamiento lo compramos con un crédito que nos dio el Gobierno Provincial”.

Flexibilizar.
La intención es “junto a las otras cooperativas hermanas que están en el mismo problema, hablar con las autoridades e intentar acordar, queremos flexibilizar el tema y no incumplir con la ley”.
También relató que “los viajes que hacemos son por derivación de un médico, ya sea público o privado, y vamos a la casa del paciente a buscarlo y allí lo llevamos de vuelta, o al hospital. No nos hace falta ningún local propio” y aseguró que “en cada viaje el paciente es acompañado por personal de enfermería, no van solos”.
El dirigente Informó que “dos veces” han tomado contacto directo en Santa Rosa con funcionarios del Ministerio de Salud y en las dos ocasiones nos dijeron lo mismo, que la ley dispone de esa manera”.

Unidad en venta en San Martín
La Cooperativa de Servicios Públicos de General San Martín tiene a la venta una unidad
0km. sin uso que compró para ofrecer el servicio de ambulancia. Desistió de hacerlo, justamente, a raíz de los innumerables requisitos, lo que fue considerado inadmisible por el consejo de administración y por dos asambleas de asociados.
Néstor Schlaps, gerente de la entidad, confirmó la noticia y dijo que “lamentablemente los requisitos son muchos y encarecen por demás la prestación de un servicio que tiene por fin dar una ayuda más”.