Preocupados por H. Lagos

INUNDACIONES EN EL NORTE

“Estamos muy preocupados por Hilario Lagos”, sostuvo ayer el secretario de Recursos Hídricos de la provincia, Javier Schlegel, mientras viajaba a esa localidad del norte pampeano para evaluar la situación de la población, cercada por las aguas que bajan de Córdoba. En la ruta nacional 35, indicó, se puede ir de Winifreda a Eduardo Castex por un camino alternativo.
Entrevistado por Radio Noticias, el secretario provincial comentó que la situación en Adolfo Van Praet “ya está controlada” dado que el agua bajó 12 centímetros respecto de hace unos días. “O sea que los trabajos dieron sus frutos”, valoró. También bajó el nivel del agua en la Laguna de Cortina, un cuenco de agua bastante grande ubicado al norte de esa localidad, que también complicaba a Falucho.
“Tenemos agua sobre la ruta 188, en el kilómetro 451, que es agua que va para Hilario Lagos”, detalló Schlegel. “Hoy (por ayer) vamos a evaluar la situación, o si los ‘bordos’ de tierra van a soportar el agua que les viene de Van Praet”.
La transitabilidad por la ruta nacional 35 se restituyó en parte, indicó Schlegel, merced a un camino vecinal que permite circular entre Winifreda y Eduardo Castex. En el bajo inundado entre esas dos localidades, aún persiste una capa de 7 centímetros de agua sobre el asfalto. Aún cuando se podría circular en esas condiciones, el deterioro del pavimento es tan grande que ello no es recomendable hacerlo debido a los riesgos implícitos.
El martes de la semana entrante habrá una nueva reunión, en este caso con autoridades cordobesas, en la que se analizará tapar un canal no autorizado que deriva agua de aquella provincia hacia la nuestra, y de cerrar algunas alcantarillas.
“Vamos a potenciar una obra de 1.500 hectáreas en (la localidad de) Cacique Pincén al sur, que va a ser un alteo, una contención como la de la Obra de los Daneses, donde vamos a guardar agua en Córdoba. Eso nos favorece porque es agua que no nos viene a nosotros; con eso ayudamos a Sarah y Larroudé”.
Consultado por el pedido del gobernador Carlos Verna de convocar a una reunión de gobernadores del comité de cuenca de la Región Hídrica del Noroeste Pampeano (Cirhnop), Schlegel señaló que el motivo principal es hablar sobre la necesidad de colocar más alcantarillas en un tramo del Meridiano V, el camino que separa a La Pampa de provincia de Buenos Aires, donde el desnivel del agua entre un lado y el otro es de 90 centímetros.
“A nosotros nos interesa agrandar la sección de paso de agua, y a Buenos Aires le interesa lo contrario”, sintetizó el secretario pampeano.