Reabrió el frigorífico Pampa Natural

(General Pico) – El Frigorífico Pampa Natural que está ubicado a metros del acceso de la localidad de Speluzzi, quedó reinaugurado ayer al mediodía con un breve acto que estuvo presidido por las máximas autoridades de la empresa La Anónima, que hace siete meses adquirió la planta que estuvo inactiva durante los últimos años. De la ceremonia también participó el gobernador Oscar Mario Jorge y la vicegobernadora Norma Durango.
Además, asistieron los ministros, Ariel Rauschenberger (Coordinación de Gabinete), Abelardo Ferrán (Producción) y el de Bienestar Social, Raúl Ortiz; el secretario de Asuntos Municipales, Fabián Bruna; la diputada nacional María Luz Alonso, los jefes comunales de la región, el intendente piquense Juan José Rainone, junto a parte de su gabinete, y el jefe de la Unidad Regional II, Ciro Coronel.
Durante el inicio del acto, se dirigió a los presentes el titular de la comisión de fomento de Speluzzi, Luis Fredes, localidad a la cual la reactivación de este frigorífico, le aportó 13 puestos de trabajo, de un total de 138 que tiene en la actualidad la planta.

Aumentar la producción.
Luego, el presidente de La Anónima, Federico Braun, indicó que es "motivo de alegría y de orgullo" la reapertura de esta planta. El empresario señaló que la firma que en mayo de 2002 compró un frigorífico en la ciudad bonaerense de Salto, comenzó en 2010 a pensar en otras alternativas de producción, y evaluó como viable instalarse en La Pampa, debido a su ubicación estratégica, respecto de la Patagonia.
Braun explicó que La Anónima invirtió una suma de 95 millones de pesos, para poner en marcha otra vez el frigorífico Pampa Natural que permaneció inactivo desde 2010. Esta inversión incluyó la construcción de más de dos mil metros cuadrados cubiertos, destinados al funcionamiento de nuevas cámaras y de depósitos, y a las dependencias de la línea automatizada para el sector de desposte y empaque, al que se incorporó una máquina importada desde Islandia.
Además el empresario señaló que la planta funciona en la actualidad con un total de 138 trabajadores, de los cuales 110 son de General Pico, 13 de Speluzzi y el resto de otras localidades, y que se espera que para abril, en caso de recibir los permisos de exportación, pueda funcionar con el doble de personal y pueda faenar un total de 500 animales diarios.
Tras la proyección de un video institucional y tras el discurso del presidente de la firma, el gobernador Oscar Jorge manifestó que la planta "está en las mejores manos", y se mostró satisfecho de haber logrado poner en marcha otro frigorífico. Luego los funcionarios y los empresarios, recorrieron las extensas instalaciones de la planta.

Mercados externos.
Nicolás Braun, hijo del propietario y responsable de una de las áreas de la empresa, señaló que la planta cuenta con las mejores herramientas para procesar carne que hay en el mercado, y a que partir del uso de esta tecnología se logra tener un "mejor rendimiento de la carne".
Además señaló que se pensó en reactivar el Frigorífico Pampa Natural, a raíz de las dificultades que se le presentaban a la planta que tiene la empresa en Salto, para atender la demanda de las 133 sucursales.
"La estrategia de la empresa es autoabastecerse de carne, y hace dos años que al frigorífico de Salto le costaba abastecer la demanda de todas las sucursales. Ahí empezamos a pensar en distintas alternativas", dijo.
Braun explicó que por una cuestión de cercanía y de un menor costo de fletes, se faenan animales que se compran en la provincia de La Pampa, y que se trabaja con novillos de entre 400 y 460 kilos.
El empresario además indicó que en un principio la producción de este frigorífico está destinada a cubrir la demanda del mercado interno, y que se espera que una vez que salgan los permisos de exportación, poder duplicar la producción y vender a la Unidad Económica Europea, a Israel, y eventualmente a Rusia, a donde se llevarían los cortes más caros que no tienen suficiente salida en el mercado local.
"Estimamos que para abril del próximo año estaríamos abiertos a estos mercados y podríamos llegar a una faena de 500 cabezas diarias", señaló. Por último resaltó que a esta planta frigorífica se le dio una mayor industrialización al proceso de faena y despostado, algo que permite un procesamiento más eficiente de la carne.