Reactivarían la Reserva Chadilauquen

(Embajador Martin) – Las secuelas de la inundación de 2001 sepultaron las instalaciones bajo agua y convirtieron al predio en un lugar desolado y abandonado. En 2004 se anunciaron tareas para promover el lugar pero no se concretaron.
Un grupo de vecinos de la localidad de Embajador Martini, junto a autoridades municipales, comenzó a trabajar con el fin de reactivar la Reserva Natural Chadilauquen. El objetivo es comenzar a realizar tareas de limpieza y acondicionamiento del predio con el objeto de preservar los recursos naturales, ecológicos y culturales existentes en el lugar.
La localidad de Embajador Martini cuenta con un espejo de agua a unos cinco kilómetros al sudoeste de la localidad que una década atrás supo funcionar como un centro recreativo para la práctica de distintos deportes acuáticos, pesca y esparcimiento en general.
Las secuelas de la inundación que aconteció en el año 2001 sepultaron todas las instalaciones bajo agua y convirtieron al predio en un lugar desolado y abandonado. En el 2004 el predio de cinco hectáreas ocupado por el espejo de agua de la laguna Chadilauquen fue declarado de interés municipal por el Concejo Deliberante local. La ordenanza 32/04 destacaba el entorno por su valor ecológico, natural, arqueológico y ambiental.

Lanzamiento.
Ese año se realizó el lanzamiento oficial de la reserva con la presencia del entonces intendente de Embajador Martini, Oscar Hecker, los subsecretarios de Turismo y Ecología Carmen Bertone y Raúl Taberna, respectivamente, representantes de la fundación de Historia Natural Felix de Azara y Aves Argentinas, y los autores del proyecto.
En dicha oportunidad el gobierno municipal suscribió un convenio con la Fundación Felix de Azara mediante el cual ambas partes se comprometieron a colaborar en la consecución del proyecto, a partir de la definición de un plan de manejo de la reserva, difusión, cartelería y folletería.
Sin embargo hasta la actualidad el área protegida no recibió ningún tipo de aportes que permita iniciar las obras de infraestructura necesarias, y el ambicioso proyecto de carácter ecológico y educativo pareció desvanecerse.

Reactivación.
A pesar de esta situación, un grupo de vecinos de la localidad comenzó recientemente a mantener reuniones junto a las autoridades municipales, con el objeto de reactivar el proyecto, y comenzaron a delinear algunas acciones a futuro.
De acuerdo a lo informado por quienes participan de la iniciativa, por el momento la idea es comenzar a realizar tareas de limpieza y acondicionamiento del lugar, y realizar algunos estudios acerca del agua.

Beneficios.
El proyecto mencionaba diversos beneficios en torno a la creación de la Reserva Natural “Chadilauquen”, a partir de recorridos guiados a los visitantes y diversos programas y campañas para los distintos niveles de la enseñanza, orientados a “la preservación y protección de los recursos naturales y sitios arqueológicos”.
En cuanto al rédito económico que podía suponer esta iniciativa, la propuesta mencionaba las ventajas que podrían otorgar las numerosas actividades que podrían desarrollarse en el lugar, desde recreativas, turísticas, y todas aquellas que no tuvieran un impacto ambiental negativo.
Sin embargo, por el momento y debido a la falta de fondos específicos para destinar a la iniciativa, el grupo de voluntarios se abocará a reacondicionar el predio y comenzar a contactarse con profesionales para evaluar cómo se puede avanzar en este proyecto que tiene un importante valor ambiental.