“Sapito” Núñez se fugó y lo recapturaron

(General Pico) – Un preso se fugó el martes de la Alcaidía de la Unidad Regional II, y fue recapturado a los pocos minutos en la vivienda de su madre, ubicada en el sector del barrio Don Bosco de esta ciudad, informó el comisario inspector René Bossio a LA ARENA. El jefe policial indicó que se trata de Andrés Maximiliano “Sapito” Núñez, quien cumple una condena por la comisión de los delitos de “robo calificado y privación ilegítima de la libertad”, y que se espera que cumpla la mayoría de edad, para ser admitido por el Servicio Penitenciario Federal.
Núñez se fugó de la Alcaidía en la que permanecía alojado, el martes a las 11.35, en el momento en el cual estaba en la sala de visitas, donde aprovechó un descuido del personal a cargo.
Bossio contó que en el momento en el que el personal de guardia realizaba unas tareas de limpieza, Núñez aprovechó un descuido del policía, violentó dos barrotes de la sala de visitas y debido a su delgadez, logró salir con facilidad del lugar a través de ese hueco. Una vez que llegó al patio interno, corrió hacia el pasillo que llega a la calle y se dio a la fuga.

Recapturado.
Esto fue advertido por la guardia de la Alcaidía de la UR II, que dio aviso al centro de comunicaciones móviles, desde el cual se alertó de esta fuga a un móvil de la Comisaría Primera, que 20 minutos más tarde logró recapturar al preso, que estaba alojado en la vivienda de su madre, en el barrio Don Bosco.
El jefe policial indicó que el preso fue enviado nuevamente a la Alcaidía, donde se lo aloja en una celda individual debido a los problemas de convivencia que tuvo con los demás internos, al punto que meses atrás a uno de ellos le arrojó agua hirviendo en la cara.
Bossio indicó que ya se iniciaron los trámites para que Núñez, quien cumple condena dictada por la Justicia piquense, sea admitido por la Unidad 4 del Servicio Penitenciario Federal de Santa Rosa.
Señaló que por cuestiones administrativas no es aceptado en el Penitenciario, y que debe esperar a que cumpla los 21 años. Además refirió que debido a las características particulares que tiene, debe estar aislado del resto de los internos de la Alcaidía.