Se pondrá en marcha la obra de cloacas en Quemú

LOS CAMIONES ATMOSFERICOS HACEN HASTA 30 VIAJES AL DIA

El jefe comunal indicó que en los próximos días comenzarán los trabajos, con una obra de mejora del sistema de cloacas que está pendiente hace dos décadas. Agregó que con el problemas de napas altas la situación de la localidad es complicada y urgía dar una solución.
GENERAL PICO / AGENCIA –
El intendente de Quemú Quemú, Alfredo Fernández, dijo que la obra de cloacas a realizarse en esa localidad del noreste es muy importante porque cada día los camiones atmosféricos hacen unos 30 viajes. Y se mostró agradecido con el gobierno provincial, donde afirmó hay varios funcionarios oriundos de esa localidad.
“Hace un montón de años que estaba el reclamo y ahora se va a concretar el proyecto”, manifestó Fernández e indicó que hace dos décadas que se esperaba la mejora de saneamiento, porque es una solicitud que data de cuando fueron favorecidas otras localidades como Trenel e Intendente Alvear.
El proyecto estaba hecho pero por diferentes razones no se pudo ejecutar, explicó. Ahora desde la Administración Provincial del Agua (APA) se hizo un relevamiento para adecuar la propuesta porque habían pasado muchos años y era necesario hacer algunas adaptaciones.
La obra fue licitada a fines de 2016 por unos 94 millones de pesos y quedó seleccionada la empresa Leymer SA de Buenos Aires. “El expediente ya pasó por el análisis técnico en el consejo de Obras Públicas y quedó en la parte contable por lo que calculó que entre marzo y abril dará inicio la obra”, indicó el intendente.

Predio para tratamiento.
Para poder avanzar con los trabajos el municipio adquirió un predio de dos hectáreas donde se instalarán los piletones para el almacenado y tratamiento. Es un trabajo que beneficiará a toda la ciudad si bien tendrá sus contratiempos porque Fernández indicó que otros intendentes ya le indicaron que se rompe mucho para poder avanzar con este tipo de mejoras.
“Los camiones atmosféricos realizan en la actualidad unos 30 viajes por día”, dijo Fernández, porque las napas están muy altas y se trata de una localidad que está baja. Como consecuencia los pozos ciegos rebalsan y eso junto con todos los contratiempos que trae aparejado el tema sanitario”, explicó el intendente.
El entrevistado recordó que el problema más grande se vivió en la localidad, entre los años 2000 y 2001, cuando se llenó el cuenco de la Obra de los Daneses y el agua estuvo varios metros por arriba, con líquidos que rebalsaban en calles y veredas. Además, cada vez que hay lluvias intensas la situación de alerta está presente, aunque la comuna se ocupó de mantener limpios los canales de desagüe para poder soportar y también tienen grupos electrógenos para abastecer las dos bombas de extracción que sirven para afrontar una emergencia. “Estamos tratando de anticiparnos a los problemas y planificar a futuro”, aseguró.