Secuestraron 2 kilos de cocaína a un joven

(General Acha/Agencia)
Durante un operativo de control de sustancias adictivas, la División Toxicomanía de la Policía de La Pampa secuestró ayer dos kilos de cocaína, que portaba un joven bonaerense en tránsito hacia el sur del país, según surgió de los primeros resultados de las investigaciones.
La droga estaba formada por “ladrillos”, que fueron localizados con la actuación de perros adiestrados para el reconocimiento de dicho producto.
El procedimiento policial tuvo lugar durante la madrugada en el puesto caminero de Padre Angel Buodo, en el cruce de las rutas nacionales 35 y 152, al este de General Acha. El único involucrado hasta el momento, permanece ahora a disposición de la Justicia Federal, con asiento en Santa Rosa.
La comisión policial desarrolló una tarea de control en un colectivo de la empresa Vía Bariloche, que cumplía su itinerario entre la estación Retiro de Buenos Aires, con destino a Esquel (Chubut).
Durante el requerimiento, un perro adiestrado logró localizar la droga, que permanecía en el interior de un bolso que correspondía a un muchacho -identificado como Angel Horacio López- de 21 años y que supuestamente provenía de la estación Moreno, en el Gran Buenos Aires, con pasaje hasta General Roca (Río Negro).
Además, se estima que el aludido pasajero residiría en esa localidad sureña desde hace algunos meses, lo cual orientaría la investigación en torno a la procedencia, pero sobre todo el destino de la cocaína.