Semana con interés sostenido

DE REMATE EN REMATE

La negociación de haciendas se manifestó con un interés sostenido en cada uno de los sectores ganaderos. La invernada siguió demandada y firme en sus precios. En Luiniers se sostuvieron los valores anteriores mientras la exportación expresó algunas mejoras.
HERMES RICARDO TORRA – El sostenimiento de los valores en las haciendas de invernada y en el consumo y una leve mejora en los precios de la exportación fueron las características del último período de negocios. Con ofrecimientos de moderada cuantía los negocios con haciendas de reposición volvieron a manifestarse con singular interés en todas las categorías de machos y fueron un poco más acotados en las vaquillonas en particular por lo acotado del negocio y los menores márgenes de rentabilidad.
Por su parte todas las clasificaciones de vacas encontraron una demanda ávida y competitiva que acentuó el interés que ya venía manifestándose desde hace un tiempo. La cuestión impositiva sigue jugando su papel en este sector y consecuentemente los compradores salieron decididos a la compra para paliar los mayores pagos por cierre de los balances de fin de año.
De esta forma toda la comercialización de la invernada tiene un ritmo sostenido de salida y la seguridad de valores que, en vista de firmeza que expresa la demanda, deberían mantenerse por lo menos hasta fin de este año. Por otra parte cabe destacar que los ofrecimientos de la semana se conformaron básicamente por haciendas de recría o de pariciones atrasadas, desapareciendo delos mismos tanto terneros como terneras por debajo de los 150 kilos.

En Liniers.
Con una entrada bastante parecida a la del período anterior, 25.109 cabezas contra 25.567, la plaza no tuvo mayores variantes en sus condiciones. Un poco más de interés por los novillos livianos y medianos y la solidez en todas las clasificaciones de vacas fueron las características salientes de una comercialización que en sus precios se mantiene en el tiempo y desde hace ya cuatro meses.
El aporte de haciendas pampeanas fue de 1.289 animales, solo 2 más que en el ciclo hebdomadario anterior. La apuntada suba de los novillos livianos y medianos hizo a una mejora en el índice semanal sugerido para los arrendamientos rurales al situarse en ésta en 31,818 pesos versus los 31.152 pesos anteriores. Por su parte el promedio del novillo de 431 a 460 kilos fue de 33,143 pesos (anterior $ 33,176) y el del novillito pesado de 391 a 430 kilos de 33,507 pesos contra los 33,60 pesos del período anterior.

Exportación.
Algunas dificultades para cubrir necesidades de faena inmediata hizo a una leve mejora en las cotizaciones de los novillos destinados a los mercados externos. De tal forma y en nuestra provincia uno de los frigoríficos ofrecía al cierre de los negocios 62 pesos por novillos que en el gancho dieran hasta 150 kilos la media res; 61,50 pesos hasta 160 kilos y 61 pesos hasta 170 kilos “la media” con pago a 30 días. Otra de las empresas frigoríficas pampeanas ofreció 61,50 pesos por novillos de hasta 550 kilos en pié con pago a 28 días. En tanto empresas de Buenos Aires ofrecieron en el curso de la semana entre 62 y 63 pesos por novillos de hasta 150 kilos la media res con pagos que fueron desde los 7 a los 30 días. Por vacas con certificado para exportar empresas bonaerenses ofrecían entre 51 y 53 pesos con pagos a 25 y 30 días.

En Santa Isabel.
Quedó confirmado para el próximo sábado 9 de diciembre el ya tradicional remate de reproductores de cabañas pampeanas que organizan las fundaciones para la sanidad animal de aquella zona de nuestra provincia. Será esta la última de las subastas de la presente temporada aguardándose con expectativa dicha comercialización en vista de la presencia de los principales establecimientos criadores de La Pampa que concurrirán con ejemplares de las razas Aberdeen Angus y Polled Hereford que ya han sido probados y con muy buenos resultados en una de las zonas más áridas de nuestro territorio.
La comercialización -como ha sucedido en los últimos años- estará a cargo de las firmas Ganaderos de Elordi y Sociedad Victorica, bajo el martillo de Juan Manuel Ganuza.