Sigue medida cautelar

DORILA: INMUEBLE EN DISPUTA

La Municipalidad de Dorila no puede ingresar a las tres hectáreas de la familia de Guillermo Vicente, porque aún está en apelación el pedido para mantener la medida cautelar sobre el inmueble en disputa. Mientras la Cámara de Apelaciones resuelve se mantendrá el “estado de hecho” de las tierras.
La abogada Carina Erreucondo confirmó que en la parte civil tampoco ha habido definiciones con respecto a la propiedad de las hectáreas que es el tema central del conflicto.
Las tierras de Vicente están rodeadas por otras 12 hectáreas que la comuna adquirió por la prescripción administrativa porque sus propietarios originales habían muerto y quienes estaban como poseedores fueron desalojados. Una expropiación que comenzó con la gestión del ex intendente Oscar Benito y se finalizó con la intendenta Natalia Hollman que concretó la inscripción en el Registro de la Propiedad Inmueble.
En cuanto a la medida cautelar, mientras se mantenga la comuna no podrá introducirse en esos terrenos ni ocasionar más cambios, porque cabe recordar que con custodia policial ya hubo una intromisión en el predio. Acciones que no corresponden, según explicó Erreucondo, porque si la municipalidad considera que esas tierras son un bien privado de la comuna “debe someterse al derecho civil como cualquier particular” y esperar la decisión de la Justicia.
Explicó que el municipio presentó un pedido, una “prohibición de innovar” que el juez sustituto Gerardo Moiraghi acompañó, y por ello se realizó una apelación ante la cámara. La letrada afirmó que la resolución del magistrado tenía “errores técnicos” porque se refirió a cuestiones de la propiedad del inmueble cuando esa no era la definición que le tocaba determinar.

Compartir