Sin clases en colegio porque se inundó acceso al predio

EDUARDO CASTEX: OBRA PARA LA EPET Y EL CPFP SIGUE DEMORADA

Las autoridades educativas de la EPET 10 y del CPFP 1 nuevamente ayer tuvieron que suspender las clases porque el acceso al predio se inundó y no permitió el ingreso del colectivo que traslada a los alumnos y tampoco de los vehículos particulares de los docentes. Los estudiantes, en el transcurso de este año, ya perdieron más de una semana de clases, y se dudaba que hoy puedan dictar clases.
“Es una lástima que no podamos dictar clases, pero decidimos preservar la salud de las personas que concurren a los establecimientos educativos”, dijo la directora de la EPET 10 de Eduardo Castex, Martina Mediza.
El acondicionamiento y pavimentación del acceso de casi 900 metros a las aulas de la EPET 10 y del CPFP 1, es una vieja promesa del anterior gobierno provincial encabezado por Oscar Mario Jorge. La obra se licitó que hubo un elevado presupuesto de una empresa que provocó la suspensión de la ejecución de la obra. Hubo pronunciamientos de la Cámara de Diputados de La Pampa para declarar esta obra como prioritaria.
Igualmente el trayecto que separa el sector de aulas y la ruta nacional 35 se sigue inundando cuando llueven pocos milímetros, e inmediatamente se deben suspender las clases porque no pueden ingresar los colectivos que trasladan a los alumnos.
“Temprano decidimos suspender las actividades porque tenemos el acceso cubierto de agua, y estaba complicado desde la semana pasada por las últimas lluvias, y hoy no pudo ni ingresar ni siquiera el personal de mantenimiento del establecimiento educativo. Hay una laguna que impide el paso del colectivo que traslada los alumnos, y con el CPFP 1 decidimos preservar la salud de las personas que concurren diariamente a los establecimientos educativos”, relató la directora de la EPET 10, Martina Mediza.

“Sin respuestas”.
La semana pasada los alumnos tampoco tuvieron clases, porque las lluvias anegaron el ingreso al predio ubicado a pocos metros al sur del acceso a Eduardo Castex. “Con todo lo que llovió últimamente esta no es la primera vez que tuvimos que suspender las clases, y este año con todas las precipitaciones abundantes en varias oportunidades tuvimos que suspender las clases. Nosotros ingresamos en autos particulares, pero el colectivo no puede entrar. Uno de los días que suspendimos las clases justo coincidió con una reunión donde arribaron funcionarios de la Subsecretaría de Educación Técnica”, reveló Mediza.
En la cartera educativa “conocen la situación y entienden nuestras dificultades, nos apoyan en los pedidos y reclamos, y seguimos enviando notas a Vialidad Provincial y al ministerio (de Obras y Servicios Públicos) para ver si alguien nos responde algo”, dijo.
“Desde la Subsecretaría de Educación Técnica nos indicaron que eleváramos un reclamo a Vialidad Provincial para que realice un relevamiento, y lo hicimos la semana pasada. Ahora el momento no tuvimos novedades, pero este año hemos tenido que suspender varias veces las clases”, agregó.
-Mediza, ¿en este ciclo lectivo los alumnos perdieron más de una semana de clases?
-Podemos decir que sí. Entre todas las lluvias que tuvimos que suspender las clases, seguro. Y estamos hablando para ver cómo sigue el día, porque si no para la lluvia para que el camino se mejore, mañana (por hoy martes) tendremos que suspender nuevamente las clases. Ahora se hizo una laguna y no podemos pasar ni siquiera en los autos.

Sectores anegados
El director de Servicios Generales de Eduardo Castex, Rubén Martínez, indicó que ayer -al mediodía- ya habían llovido “más de 90 milímetros”, pero destacó que el agua “está escurriendo bastante bien en todos los canales”.
“Tenemos agua acumulada en el sector suroeste donde colocamos una bomba para descomprimir la acumulación de agua, pero como llovió despacio alcanza a escurrir”, reconoció.
En las últimas semanas llovieron más de 170 milímetros en Eduardo Castex, y algunos sectores sufrieron anegamientos y las calles en los barrios periféricos sufrieron notables deterioros por la circulación del tránsito pesado.
“Es una lástima porque (con estas lluvias) se estropea todo, por eso pedimos a los camiones que no salgan porque rompen todas las arterias de tierra. Ahora es muy difícil hacer trabajos porque no hay piso, si metemos las máquinas no las podemos sacar más y encima las rompemos”, dijo Martínez.
El funcionario municipal indicó que en los caminos vecinales “en los sectores más bajos se junta agua con una lluvia tan caudalosa y lamentablemente la gente sale de los campos y se rompen todas las calles”.

Compartir