“Situación actual es la peor”

SCHLEGEL DIJO QUE NO SE PUEDE HACER OBRA SIN PREVISION DE CAUDAL

(General Pico) – La Secretaría de Recursos Hídricos envió una nota al director general de Irrigación “a fin de que Mendoza informe qué harán de cara al futuro, porque hoy los embalses del complejo Los Nihuiles y Valle Grande están al 80 por ciento de su capacidad”, dijo ayer el secretario de Recurso Hídricos, Javier Schlegel.
“La situación actual es la peor de todas, porque si bien el agua del Atuel es lo que nosotros pedimos el problema es que llegó en forma abrupta”, señaló el funcionario.
Schlegel estuvo en esta ciudad en horas de la tarde, en el marco de la proyección de cortos vinculados a la temática de los ríos en el Festival Nacional de Cine, y explicó que en los siguientes dos meses Mendoza seguirá embalsando agua y además cerró el riego. Por lo tanto, si el complejo llega al 100 por ciento de su nivel, eroga por vertedero, y entonces el caudal que hoy hay en La Pampa se va a intensificar.
“Uno de los ejes de discusión que esgrime Mendoza es que el Atuel se resume de Carmensa hacia abajo y no llega agua a La Pampa, hoy en día la naturaleza les demostró que eso no es así. Se van derribando las teorías de Mendoza cuando decían que el Atuel le pertenecía a ellos, pero el río también es pampeano y está ingresando con un caudal inesperado en nuestro territorio”, aseguró Schlegel.
El funcionario indicó que la vecina provincia no quiere dialogar sobre este tema y por eso se recurrió a una demanda en la Suprema Corte de Justicia. La instancia judicial está en manos de la procuradora general y ella determinará acerca de los resultados del juicio anterior y la siguiente instancia sería llega al diálogo entre las partes.
Schlegel señaló que ahora se espera generar un Comité de Cuenca, que servirá para tener información que hoy no es accesible “No podemos hacer una obra en la provincia de La Pampa si no sabemos qué caudal va a venir. Porque la dimensión de la obra depende del caudal”, afirmó el funcionario y consideró que además se trataría de una inversión millonaria que quedará por momentos sin uso, al no ingresar agua, y en otras épocas se podría desbordar.
Encauzar el río, dijo Schlegel, no es posible sin tener un cálculo que otorgue previsión y mantenga vivo el cauce. También se había proyectado la posibilidad, tiempo atrás, de realizar una presa para posterior riego pero la inseguridad sobre el caudal es la misma.

No dio aviso.
Según Schlegel “la situación actual es la peor de todas, porque si bien el agua del Atuel es lo que nosotros pedimos el problema es que llegó en forma abrupta y hace unos ocho años que no tenemos este caudal de entre 11 y 10 metros cúbicos por segundo ingresando a la provincia”.
Ahora no hay un cauce marcado en el territorio y los puesteros del oeste se ven perjudicados. Además, el funcionario recordó la provincia de Mendoza ni siquiera dio aviso acerca del ingreso de agua a La Pampa por lo que el líquido que circunda los puestos se incrementó y no hay posibilidad de realizar trabajos de alteo porque las máquinas se entierran. El perjuicio es sobre los corrales y la producción pero también afecta las condiciones de vida en el lugar.
El funcionario aseguró que Mendoza hace un uso “discrecional e indiscriminado” del río. Y deja fluir “el agua que les sobra y usan nuestro territorio como lugar de sacrificio”.

Compartir