“Solamente nos interesa el aspecto social del derecho”

PIQUENSES LLEVAN DOS AÑOS CON EL CONSULTORIO JURIDICO GRATUITO

Algunos son abogados que trabajan en la Justicia y otros son estudiantes a punto de graduarse. Indicaron que sólo se dedican a evacuar dudas y hacer asesoramiento. No hacen una representación legal y en cambio derivan a la gente a instituciones públicas.
Un grupo de jóvenes abogados piquenses y estudiantes de derecho a pocas materias de graduarse, atiende desde hace dos años de manera semanal el Consultorio Jurídico Gratuito en el sector del barrio Frank Allan de esta ciudad. En dicho espacio reciben consultas, brindan un asesoramiento sin cargo y derivan a las personas a instituciones públicas, donde pueden darles una solución gratuita a su problema.
Los responsables de este espacio que gestiona la Facultad de Ciencias Económicas y Jurídicas de la Universidad Nacional de La Pampa (UNLPam), indicaron que no reciben ningún dinero a cambio para realizar esta tarea, y que buscan rescatar la parte social del derecho.
El proyecto se inició desde la UNLPam en Santa Rosa en 2012, y algunos de los piquenses que se desempeñaban en dicho consultorio, gestaron la apertura del que funciona en la actualidad en General Pico.
“El proyecto ya está más institucionalizado en la facultad, pero al principio fue bastante informal. Empezamos a hacer difusión para que la gente estuviera al tanto, y de a poco comenzó a crecer el número de consultas”, dijo Alejandro Piñeiro, uno de los abogados que forma parte del Consultorio Jurídico.
“No hacemos una representación jurídica, sólo evacuamos dudas. Más bien, hacemos consultas y derivamos a instituciones públicas que pueden resolver cuestiones concretas, no hacemos una representación. Incluso la gente viene y nos hace una consulta y nos pide que les recomendemos algún abogado, nosotros no podemos recomendar un abogado particular, porque iría en contra de la gratuidad de la consulta derivarlo a alguien que les va a cobrar”, agregó.

Asesoramiento.
Los responsables de la atención en el Consultorio Gratuito se encargaron de aclarar que la iniciativa es ajena a cualquier partido político, y que se abrieron a la comunidad a partir de la participación en distintas actividades, como la conmemoración del Día de la Mujer en la Plaza San Martín y la Feria de Emprendedores que se realizó en Ferro de Pico.
También indicaron que se busca que “la gente que tiene menos acceso a la Justicia, por una cuestión económica o porque es chocante ir a tribunales por la formalidad que eso tiene, sea recibida en un ámbito más informal donde pueda explayarse, contar un problema concreto y ya tener una primera visión a la solución del problema”
“Hay gente que desconoce que existe las defensorías, Relaciones Laborales, Defensa del Consumidor, instituciones que trabajan de modo gratuito. Nosotros explicamos el derecho que le corresponde a esa persona y la derivamos a la institución que corresponda donde le van a hacer la representación que nosotros no podemos hacer”, dijo Piñeiro.
Destacaron que el trabajo tiene que ver con la “alfabetización legal”, romper con un lenguaje técnico y estructurado, y explicar las cuestiones de modo más sencillo.

Consultas comunes.
El Consultorio Jurídico Gratuito de Pico funciona desde hace dos años y atiende todo tipo de consultas, desde cuestiones de familia, que son las más recurrentes, hasta usurpación de viviendas e inconvenientes que con la obra social.
La atención en todo este tiempo no sólo se circunscribió a los vecinos del barrio Frank Allan (sector donde funciona el consultorio), sino que llevan vecinos de distintos sectores de la ciudad, y los letrados tienen intención de poder abrir un segundo consultorio en Pico, en algún punto estratégico.
Los abogados y estudiantes de derecho, Elba Pozze, Alejandro Piñeiro, Nicolás Esteban, Mariela Biondini, Fiorella Casale, Luciana Gugino y Gisela Cuadrado, están a cargo de la atención del Consultorio que funciona en la calle 34 entre 1 y 101, los lunes de 16 a 18, y buscan llegar con el asesoramiento “a la gente que vive en los barrios más alejados para evacuar sus dudas”.
Por último destacaron que la atención responde a “un voluntariado”, que no perciben ningún dinero a cambio, “porque sólo nos interesa el aspecto social del derecho que está un poco borrado”.

Compartir