Sospechan de banda narco en Acha

LA POLICIA SECUESTRO UN AUTO, ARMAS Y MUNICIONES

Las actuaciones derivaron en principio en una causa judicial por hurto y amenazas, pero las fuentes no descartan que exista una relación con la tenencia de sustancias prohibidas.
Alertados por vecinos del sur del radio urbano, efectivos de la comisaría achense se constituyeron el viernes al mediodía en inmediaciones de España y Ceferino Namuncurá de esta ciudad, por haberse producido detonaciones de arma de fuego.
En el procedimiento, antes de llegar al sitio señalado, una patrulla interceptó el paso de un Peugeot 206 de color celeste, en tales circunstancias ocupado por dos individuos que registran antecedentes delictivos, los que no resultarían ajenos a los hechos que comenzaban a investigarse.
En una requisa, los uniformados incautaron un arma de fuego tipo revólver calibre 22 y luego una caja que contenía 29 balas y otras cápsulas servidas del mismo calibre, relataron las fuentes oficiales.
Trasladados a la sede policial ambos individuos, también se tomó declaración a la dueña de la vivienda social donde se habrían iniciado los episodios de violencia. La mujer radicó una denuncia por un supuesto intento de robo, además de haber sido afectada por amenazas verbales.

Detenidos.
En consecuencia -continúo señalando el informe oficial de la Comisaría de General Acha- entregadas las actuaciones ante el Ministerio Público Fiscal, la autoridad judicial dispuso que los hombres hasta ese momento demorados, pasaran a la condición de detenidos. La causa se caratula inicialmente como hurto, amenazas, tenencia y portación de armas de fuego.
Teniendo en cuenta la identidad de los apresados, que por el momento la Policía mantuvo en reserva, fuentes confiables no desechan la posibilidad de que los acontecimientos relatados puedan estar relacionaos con un también supuesto ajuste de cuentas, a raíz de algún entredicho en lo referido a la tenencia de sustancias narcóticas, que podría derivar en una intervención de la Justicia Federal.
También se supo que entre los supuestos afectados por el tiroteo y demás circunstancias se hallaría otro personaje con antecedentes en el manejo de drogas.

Allanamientos.
Previamente, en la jornada del miércoles, patrullas policiales desarrollaron una serie de allanamientos simultáneos en inmuebles situados en el barrio El Oeste, arrojando en los tres casos resultados positivos.
El plan debidamente autorizado por el Ministerio Público Fiscal con órdenes de allanamiento, procuraba detectar elementos sustraídos en diferentes circunstancias.
Así fue como paulatinamente las fuerzas policiales fueron localizando bienes que resultan al menos de dudosa procedencia. La información oficial dio cuenta del secuestro preventivo de varios cartuchos de escopeta 12/70 y calibre 16, balas de 9 milímetros, cuchillos, una mira telescópica, binoculares, un rifle 9 mm con cachas de madera y sin marca visible, pantalón y mochila camuflada, varias linternas, un trofeo de ciervo colorado, dos quepis y dos cubrecabezas que podrían pertenecer a la Gendarmería Nacional.
La comisaría departamental lanzó una convocatoria para que quienes se consideren legítimos propietarios de alguno de esos elementos, concurran a la sede policial para realizar una visita de reconocimiento.