Suman tecnología quirúrgica

(General Acha) – El hospital Padre Angel Buodo recibió ayer un moderno equipamiento destinado a las cirugías programadas. Entre sus principales ventajas, proveerá al período post-operatorio con cicatrización de cuatro pequeñas incisiones, en lugar de una de mayor tamaño. El trabajo quirúrgico se hará por medio de herramientas especiales, que ponen al hospital en igualdad de capacidad técnica que centros de mayor complejidad.
Como centro de salud achense y de una amplia región, incorporó ayer una fuente de luz AL 250 w para endoscopia, donada por la cabaña Curacó, un establecimiento rural situado a unos 30 kilómetros al sudoeste de la ciudad.
Para dicha adquisición, la firma ganadera destinó la recaudación de venta de un lujoso cuadro, cuyo costo trepó a unos ochenta mil pesos. La empresa consultó a las autoridades acerca de alguna necesidad prioritaria, y se inclinaron por la adquisición del aparato.

Beneficios.
Refiriéndose al tema, el director, Rodrigo Ortíz, explicó a LA ARENA que el videolaparoscopio aporta beneficios en el período posquirúrgico. “Es una técnica nueva, menos invasiva que la cirugía convencional para la herida y el tiempo post-operatorio”, señaló el profesional, ya que además disminuye los riesgos de infección.
“Eso nos pone a la altura de hospitales como el Molas y el Centeno”, destacó Ortíz por la avanzada tecnológica, a la que añadirán otros elementos.
Su uso exige a la vez una actualización y capacitación del cuerpo de profesionales, ya que implica una modernización técnica. Por eso dijo que se debe “refrescar el conocimiento para el trabajo con esta herramienta”.

Simplificación.
Ortíz ilustró que para una intervención en vesícula “antes había que hacer una incisión muy grande y exigía un posquirúrgico muy largo. Esto permite que con aire y cámaras poner una cámara en el abdomen para sacar una vesícula, lo mismo que un apéndice, ovario o útero”.
Explicó que se hacen cuatro incisiones de un centímetro, a través de las cuales se introducen los elementos de operación, mientras el médico observa por un monitor, ordenando las maniobras.
Añadió que igual que en la zona abdominal, se pueden intervenir otros órganos con un artroscopio, que facilitará al traumatólogo realizar cirugías de articulaciones, con la ventaja básica de ser mínimamente invasivas.