“Un gran esfuerzo para pagar”

UN AÑO DIFICIL PARA LOS MUNICIPIOS PAMPEANOS

(Jacinto Arauz) – Una constante en el año para la mayoría de los municipios es la lucha por alcanzar los recursos para pagar salarios frente a la posición del gobierno provincial de no apoyarlos en ese sentido, hacer frente a una mayor demanda social y no poder encarar grandes obras, frenadas por las mismas razones. Es un año diferente para los jefes municipales que vienen con otras gestiones a cuestas y un duro aprendizaje para los que estrenaron mandato en diciembre.
En General San Martín, Ariel Stemphelet no ha escapado a esa situación y después de una larga experiencia cerca de Raúl Zurbrick, ahora encabeza la gestión y rema para mantener las cuentas saneadas y al día e ir haciendo las cosas que le faltan a la localidad.
“Es un año para eso, pelear los recursos para cumplir con los trabajadores y hacer algunas cositas y lo estamos pudiendo hacer”, indicó y contó que mientras esperan tiempos mejores la situación está bien controlada y se van cumpliendo metas.
El intendente anunció que llegarán a San Martín funcionarios de Desarrollo Social de la provincia y quedará definido cuando comenzará a funcionar el Centro de Desarrollo Infantil y en otro orden que siguen adelante obras de ampliación de la red de gas natural. En forma paralela informó que la comuna ha podido pagar la suma fija de los 2000 pesos a los trabajadores de planta y que también se cobrará sin problemas el aumento del 3%.
Respecto de la situación social indicó que “hay mayor demanda de trabajo, viene creciendo” y también que el municipio “está ayudando con alimentos básicos a más gente” y eso “es otro indicador que las cosas no van bien”.

Economía.
La situación del municipio sigue siendo de equilibrio. “Estamos al día, hemos hecho un gran esfuerzo para pagar la suma fija y los sueldos pero lo logramos”, sostuvo y reconoció que “no hemos podido incluir todavía a los monotributistas”. Y aclaró que “no hemos tenido ningún problema, de a poco vamos a cumplir con todos”.
Además, el municipio con recursos propios está haciendo frente a una mayor demanda de alimentos por parte de las familias menos acomodadas. “Aquellos que ya están en algún programa están necesitando refuerzos de alimentos”. Es un indicativo de la degradación de la economía.
En San Martín no funcionan comedores escolares y sí el programa “Comer en Familia”, con aportes para que en el hogar se comparta el alimento y la mesa. “Tenemos un sistema de control permanente, incluido el de nutricionistas que siguen la evolución y peso de los chicos y este sector no tenemos problemas ni tampoco una mayor demanda”, informó Stemphelet.

Obras.
El municipio, junto con la contribución por mejoras de los vecinos, lleva adelante pequeñas obras. Actualmente se ejecutan más de 600 metros de extensiones de red de gas natural, en tres sectores, llevando la posibilidad de ese servicio a vecinos que han construido en los últimos tiempos.
También planean llegar con ese y otros servicios a zonas donde están ya donados los terrenos para la construcción de viviendas sociales, “hoy la necesidad más importante que tenemos en San Martín”, reconoció el intendente.
Al respecto admitió que “el panorama no es el mejor, hemos escuchado al gobernador que hay una reducción en los fondos nacionales y confiamos en que lo va a revertir. Nosotros ya hemos donado los terrenos e incluso planeamos las obras de cordón y futuro asfalto, que tendremos que dejar para más adelante”, concluyó.

Realizan censo canino
La Municipalidad de General San Martín inició un censo canino, dando cumplimiento a la ordenanza que establece la obligatoriedad del registro, la identificación y acreditación de los canes.
Según la información emanada desde la comuna sanmartiniana, el mismo se realizará en todos los domicilios, se solicitará los datos del propietario y de los perros para identificarlos, se les tomará una fotografía y se les asignará un número de registro.
La normativa vigente considera una serie de obligaciones para los dueños, tenedores o paseadores, así como la inscripción de los perros potencialmente peligrosos en un registro y la adquisición de un seguro de responsabilidad por daños a terceros y bienes que dichos animales pudieran ocasionar. En el registro deberán incorporarse los accidentes producidos, venta, donación, traspaso, robo, pérdida o muerte del animal.
La ordenanza contempla obligaciones para los propietarios, a la vez que estipula sanciones ante diferentes situaciones de incumplimiento.

Compartir