Una nueva modalidad de abuso

LA PAMPA FIRMARA CONVENIO CON GROOMING ARGENTINA

En La Pampa se realizan este año los primeros talleres de formación sobre ciberhostigamiento, un delito que afecta a niños y adolescentes de todo el mundo. Se firmará pronto un acuerdo con la Fundación Grooming Argentina para seguir en el 2018 con un proyecto de prevención.
“Estuvimos reunidos con el procurador general Mario Bongianino analizando los casos de grooming en la provincia y vamos a avanzar fuerte con el Ministerio Público Fiscal, seguramente a través de un convenio, que tenga como premisa generar protocolos y tener una mirada uniforme sobre la problemática”, aseguró Hernán Navarro, director de la Fundación Grooming Argentina.
En su llegada a General Pico, durante la tarde de ayer, también indicó que un punto crucial es el “resguardo de la evidencia digital” y enseñarle a la sociedad como se preserva ese elemento probatorio para poder apoyar la denuncia penal.
Navarro fue disertante en una capacitación que se hizo en las instalaciones de la Facultad de Ciencias Veterinarias para los diferentes actores del sistema que se desarrolla con el apoyo del Ministerio de Desarrollo Social de La Pampa. Y aseguró que esta es la principal problemática de los niños y adolescentes en Internet, que además va creciendo en todo el país.
“Desde Grooming Argentina estamos llevando adelante estos talleres que funcionan para la detección temprana de estas situaciones y se debe trabajar de forma articulada con los docentes, los padres, los representantes de la Justicia y otros que pueden aportar. El grooming es la nueva modalidad del abuso sexual infantil”, dijo el director de la fundación.
Además, afirmó que se necesita del compromiso de todos porque es una problemática transversal que atraviesa a todos los sectores. Por ello, se apunta a la prevención pero también en la atención integral de las víctimas. Incluso la fundación pone a disposición de los argentinos sus equipos pericial y legal para constituirse como querellantes. “Estamos teniendo alrededor de 10 denuncias mensuales, y es un índice muy alto”, agregó.
Navarro también recordó los resultados del estudio realizado con una consultora privada que arrojó que siete de cada 10 argentinos desconocen que es el grooming, no solo desde el punto de vista de su significado sino que no reconocían haber oído la palabra. “Eso demuestra que el ritmo de la denuncia coincide con el desconocimiento”, afirmó.
A través de Internet es un delito que puede llegar a todos los usuarios de la red, si bien 8 de cada 10 víctimas son niñas. En ese sentido se busca que la familia esté involucrada en el uso de Internet y de la tecnología que utilizan los menores, sobre todo considerando que en promedio a nivel mundial se estableció que a los 10 años los niños reciben su primer celular pero comienzan a manipular los teléfonos móviles mucho antes. Por lo que es necesario contar con una figura de supervisión y no de control.
La Fundación está realizando estas jornadas en todo el país y Navarro aseguró que esperan firmar un convenio con La Pampa en el próximo mes.

Ampliarán el trabajo.
La ministra de Desarrollo Social, Fernanda Alonso, acompañó ayer la apertura de las jornadas y destacó el trabajo de este año con la Fundación Grooming Argentina. Explicó que primero se trata de dar a conocer esta problemática y el próximo año se implementará un programa con base en el convenio que se está por firmar.
La funcionaria indicó que se estará trabajando con profesionales, docentes, padres e incluso con los menores en talleres por toda la provincia. Pero también se piensa abarcar la investigación de la problemática en el territorio.
“Es un tema que nos tiene que preocupar y ocupar”, afirmó Alonso. En ese sentido se espera proveer de las herramientas necesarias para hacer una detección temprana del problema.
La ministra destacó que la provincia se ha movilizado e influyó en la ley nacional que considera el grooming como un delito, siendo un proyecto presentado por los senadores pampeanos. Una incorporación del “ciberhostigamiento” al Código Penal que se aprobó en el 2013 con el impulso de los entonces legisladores María Higonet y el actual gobernador Carlos Verna.