Causa penal por los aportantes truchos

La causa penal abierta contra los responsables de la campaña de Cambiemos para las elecciones de octubre último en la provincia de Buenos Aires muestra que las denuncias formuladas no eran fuegos de artificio. El juez y el fiscal que iniciaron las investigaciones tomaron en cuenta la revelaciones periodísticas que dieron cuenta de una gigantesca maniobra destinada a ocultar el origen de los fondos publicitarios que el macrismo utilizó el año pasado. El fraude se habría perpetrado utilizando a centenares de personas de humilde condición beneficiarias de planes sociales quienes aparecen como aportantes a la campaña de la fuerza política que encabezaba sus boletas con los nombres de Esteban Bullrich y Graciela Ocaña. Los periodistas del sitio web El Destape “destaparon” que ninguno de los que figuraban como donantes de dinero estaba en condiciones de hacerlo en virtud de sus magros ingresos. Peor aún, también descubrieron que muchos de ellos habían sido afiliados compulsivamente al PRO sin ser informados de esa operación.
Los videos con las entrevistas que fueron divulgados por aquel sitio web dejan ver claramente que se trata de personas de humilde condición y ellas mismas admiten ante la cámara que registra las imágenes que jamás pudieron ofrecerse como donantes pues necesitan hasta los últimos centavos de sus ingresos para subsistir en forma por demás precaria. Hasta el momento son casi quinientos los casos descubiertos por los periodistas pero no se descarta que el número pueda ser mayor.
El objetivo de la operación se presume que fue ocultar el verdadero origen de los dineros que invirtió el macrismo en la campaña electoral. Según un artículo publicado en el sitio web La Política Online, Cambiemos fue, por lejos, el espacio político que más contrató publicidad para las elecciones legislativas de la provincia de Buenos Aires. De acuerdo a ese relevamiento el macrismo informó gastos por 70 millones de pesos, muy por encima del resto de las otras fuerzas. El justicialismo que llevó en su boleta a Florencio Randazzo declaró gastos por 37,5 millones de pesos; la alianza 1País de Sergio Massa y Margarita Stolbizer, 30 millones, en tanto Unidad Ciudadana que impulsó a Cristina Kirchner gastó 23 millones ocupando el último lugar entre los espacios políticos mayores. Otro datos significativo lo aportan las donaciones privadas. Cambiemos fue el que más fondos recaudó por esa vía: 42 millones de pesos, en tanto Unidad Ciudadana ocupó el último lugar con solo 4 millones.
La causa penal por lavado de activos y enriquecimiento ilícito tiene como principales imputados, por ahora, a los responsables financieros de la campaña de Cambiemos en la provincia de Buenos Aires: un ex senador provincial por el radicalismo y una mujer que integra la estructura política del jefe de gobierno de la Ciudad de Buenos Aires. Pero lo cierto es que esta investigación penal que se inicia con sólidos elementos de base involucra también a quienes están por encima de estos dirigentes de niveles medios ya que, como puede recordarse, fue la propia gobernadora bonaerense la que decidió ponerse al frente de la campaña electoral que posibilitó el triunfo a Cambiemos.