Duele ver a Santa Rosa

PUNTO DE VISTA

* José Pérez
Resulta inverosímil que el actual intendente Santa Rosa quiera continuar un período más en su gestión. No creo que Altolaguirre sea el responsable de la caótica situación de mi ciudad, pero sí es claramente parte del problema, en una cadena de gestiones comunales poco felices.
Santa Rosa, que fuera hasta no hace mucho un modelo de ciudad que enorgullecía a sus vecinos, hoy es una ciudad sucia, olorienta, llena de pozos (que a veces llegan a ser verdaderos cráteres), pérdidas de agua y de fluidos cloacales por doquier, barrios y más barrios sin agua corriente ni red cloacal, sin planificación alguna y con una gestión llena de prepotencia y vacía de ideas.
En mi condición de vecino y de ex concejal, y sin ninguna aspiración a la intendencia, digo que duele ver a Santa Rosa de esta manera.
Hoy sobran precandidatos a intendente, solo falta que los vecinos, cuando llegue la hora de votar, lo hagamos con responsabilidad y compromiso.
Necesitamos ser proactivos y comprometernos más que nunca en nuestras elecciones a la hora de pensar una ciudad capital próspera. Y estoy plenamente convencido que todos estos problemas, al igual que la crisis que atraviesa la Argentina, se resolverán, una vez más, de la mano del peronismo.

* Subsecretario de Medios de Comunicación de la provincia