Inicio Opinion El eterno retorno

El eterno retorno

NISMAN VOLVIO AL CENTRO DE ESCENA

POR HORACIO VERBITSKY
El canal 12 de la televisión israelí resucitó al fiscal general Natalio A. Nisman, mediante una entrevista con un agente que alega haber trabajado sucesivamente para la inteligencia oficial, la Mossad y para el fondo buitre de Paul Singer. Ilana Dayan, premiada por sus investigaciones periodísticas, llegó a la Argentina, donde nació hace 56 años, convencida de que Nisman fue asesinado, pero luego de entrevistar a algunas víctimas del atentado de 1994 se fue con la idea de que el fiscal se suicidó. El programa gira en torno a una entrevista con el ex agente de la Mossad, Uzi Shaya, quien repite los tópicos de la propaganda organizada por los fondos buitre para presionar a Cristina, de modo que accediera a sus exigencias económicas por el 7% de los bonos argentinos que no entraron en los canjes de 2005 y 2010: cuentas de Cristina en Seychelles, cuentas de Máximo Kirchner, con dinero iraní. Shaya no aportó una sola prueba de sus dichos, varios de los cuales ya fueron documentados como falsos, y pretendió que no se quedó con copia de la documentación que dice haberle entregado a Nisman y que le habría costado la vida. Tampoco coinciden fechas y lugares: el agente dice que le entregó los documentos a Nisman en un hotel de Madrid, pero el fiscal no salió del aeropuerto de Barajas, donde dejó a su hija para que la recogiera allí la madre, la jueza federal Sandra Arroyo Salgado.

Presionar a CFK.
Shaya no oculta que el objetivo era que con esa información, Nisman presionara a Cristina para forzarla a pagar lo que reclamaba el fondo Elliot, de Paul Singer. Es difícil imaginar mayor presión que el escándalo producido por la muerte de Nisman, que la prensa comercial y la oposición política atribuyeron a Cristina. Aun así, la Argentina no cedió ni pagó lo que le exigían, hasta que llegó al gobierno Maurizio Macrì. El carácter extorsivo de la operación es puesto sobre la mesa:
Shaya: El propósito del fondo era que la Argentina le pagara la deuda.
Dayan: ¿Ustedes suponían que CFK pagaría al saber la información que le había llegado al Fiscal Nisman?
Shaya: Sí.
Shaya trabajaba para cuerpos de inteligencia israelí, era el encargado de la seguridad de todas las representaciones israelíes en Sur América y por lo tanto mantenía contacto permanente con servicios de inteligencia local. Conoció a Nisman en 2000.

«Uno de nosotros».
En 2007, Shaya renunció a la Mossad y pasó a trabajar en una compañía de inteligencia privada de Estados Unidos, cuyo objetivo era ayudar al fondo buitre Elliot a recuperar la deuda argentina. Por eso retomó contacto con Nisman, que era la boca de expendio ideal para la mercadería que ofrecía. El espía alega que Nisman adelantó su regreso a la Argentina cuando vio el material que le entregó Shaya, pero esto contradice la prueba documental de que el pasaje de regreso estaba marcado de antemano por el fiscal. Quien no lo sabía era su esposa, pero esos son problemas conyugales. En relación a Nisman, la periodista le pregunta si lo siente como cuando muere un colaborador de la Mossad.
-Él era uno más de nosotros, no era solo un colaborador -responde Shaya.