Inicio Opinion El Parlasur sobrevive de milagro

El Parlasur sobrevive de milagro

PUNTO DE VISTA

Nelson Nicoletti (*)
Abusando de la metáfora y en homenaje a Milagro Sala, quiero expresar que nuestro Parlamento Regional del Mercado del Sur está con vida solamente porque se niega a morir. Digamos que vive «de milagro».
Los lectores de esta columna saben que hemos gastado más tiempo, palabras y espacio, durante estos años, en explicar nuestra presencia y notificar tropelías de algunos gobernantes y corporaciones contra el Parlasur, que en dar cuenta de nuestro trabajo, interminablemente entorpecido por los beneficiarios de este sistema injusto, sostenedor a ultranza de privilegios y desigualdades.
Llegamos a este casi fin de agosto con situaciones que deben resolverse para que nuestro Parlasur siga con vida. Una de ellas es la necesidad que los cancilleres de todos los países acuerden y firmen la extensión -que caduca en diciembre- del «tiempo especial» que le permite a los países designar a sus parlamentarios, aún cuando no hayan sido elegidos por voto directo. Así lo hacen Brasil y Uruguay. Nuestro canciller Felipe Solá pivotea el tema y seguramente lo sacará adelante.
Otra cuestión: que Uruguay, que tuvo un cambio no sólo de gobierno, sino también de signo ideológico, finalmente debe designar a los 18 parlamentarios que con urgencia deben sumarse al Parlasur. Hoy las resoluciones que se toman, incluidos los dictámenes de comisión, están sujetos a la aprobación de los uruguayos, cuya presencia está menguada y aparece sólo como testimonial, aunque reconocida por la Comisión Directiva. Se sabe: el quorum de países exige la presencia de representantes de todos los países. Se estima que antes de fin de agosto lo harán.
Que el gobierno de Macri no haya pagado las dietas a la delegación argentina, y que este gobierno aún no haya podido resolver el intríngulis, sigue siendo una afrenta al cuerpo de parlamentarios. Para alegría de Pepín Simón, Carrió, Zuvic y otros miembros notables del PRO, esta situación los divierte y les da risa. A los parlamentarios que lo único que hicieron mal fue ganar la elección y creer que podían ser útiles en un nuevo lugar, en una nueva instancia regional para hacerse escuchar y representar a sus ciudadanos… bueno, a esta gente no les divierte. Por el contrario, esta decepción se vive con angustia y frustración. Solamente el valor de la militancia política puesta al servicio de esta responsabilidad le da sentido.
La necesidad de la integración es superior a las desventuras transitorias. Hay nuevos aires y aunque la pandemia no nos hará mejores, por lo que se ve urge revisar protocolos y alianzas. Así, el presidente del Parlasur se encontró con diputados chilenos de la Alianza del Pacifico, al tiempo que la líder alemana Merkel pone en duda el acuerdo de la Unión Europea con el Mercosur. EEUU parece haber perdido interés en los brasileros, y Argentina se levanta firme y constante superando los principales problemas de su realidad. La deuda externa está bajo control y las vacunas contra el Covid vienen marchando. El Poder Judicial está en capilla y el poder mediático absolutamente desacreditado, aunque siga martillando las mentes de los argentinos.
La banca de La Pampa en el Parlasur refrendó este lunes en el webinario «Corredores Bioceánicos Suramericanos» la opción del Paso Pehuenche que en nuestro proyecto de declaración de interés del Parlasur aprobado en noviembre pasado tuvo en el vicegobernador Mariano Fernandez al defensor de la posición. Participaron de este encuentro virtual los gobernadores Capitanich y Manzur y representantes de todos los gobiernos y parlamentarios de los Estados parte.
Finalmente, en cuanto se acrediten todos los parlamentarios, se anunció que se realizará la primera sesión plenaria virtual, transmitida desde la sede de Montevideo, aunque los parlamentarios estarán en sus países/hogares.

* Parlamentario del Parlasur (PJ-La Pampa).