Inicio Opinion En el Parlasur pedirán separación de "Pepín"

En el Parlasur pedirán separación de «Pepín»

PUNTO DE VISTA

Nelson Nicoletti *
El año parlamentario del Parlasur dará comienzo el próximo viernes 16 de abril, cuando sesione de manera virtual, presidido por el brasilero Russomano, a quien le corresponde el turno de llevar adelante el organismo, mientras que este primer semestre el presidente Alberto Fernández comanda el Mercosur.
Se han movido las aguas por causa de la queja uruguaya para quien el bloque es un «lastre», a partir de que no puede hacer lo que quiere, sino que tiene que respetar los acuerdos asumidos durante estas décadas.
Surfeamos una difícil circunstancia en el continente, agravada por las consecuencias de la peste del Covid y las incertidumbres que provoca gestiones sanitarias como la de Bolsonaro, capaz de enfermar al continente y el comportamiento de las economías lugareñas sometidas a la presión de los intereses internacionales, para quienes la pandemia es sólo una oportunidad más de hacer negocios. Vacunas incluidas.
Sin embargo, no decae el optimismo progresista en los países del Mercosur. Se advierte una muy movilizada sociedad que en cada país va perfilando sus objetivos y mas allá de triunfos y fracasos, asienta claros ideales por adquirir nuevos derechos, como caminar hacia una sociedad más justa y más igual.
Se está enfrentando en nuestros países lo que se conoce como «lawfare», o «lofer» en criollo, que se trata básicamente de la instalación de mentiras sostenidas por medios hegemónicos de prensa, tomadas por fiscales o jueces mediante el viejo método de «corte y pegue» y generando con ello medidas judiciales para perseguir políticamente a los adversarios.
El parlamentario Gastón Arispe está presentando una iniciativa en el Parlasur para alertar a toda América Latina sobre esta práctica delictiva.
El esclarecimiento del «lawfare» aplicado a Lula ha abierto una puerta de esperanza para terminar con tal aberración antidemocrática.

Las andanzas de «Pepín».
Tomó ribetes escandalosos las andanzas del múltiple operador judicial todoterreno, nuestro colega parlasuriano «Pepín» Rodríguez Simón. Le han prohibido salir del país, pero parece que ya se las tomó. Lo cierto es que la justicia, sin ningún esfuerzo, ha podido vincular miles de llamados, entrevistas, visitas a Olivos, a la Casa Rosada, etcétera, que comprometen su accionar bajo su declaración: «Yo soy Macri».
Han tirado un poco de la piola y quedó en evidencia. Pepín ha hecho mucho daño institucional, incluso al Parlasur, junto a Carrió, Zuvic y Juntos por el Cambio.
El bloque Frente de Todos hizo un documento contra «Pepín» que termina diciendo que «sumada a su oposición sostenida a la integración regional, por ser uno de los ideólogos políticos del intento de destrucción del Parlamento del Mercosur, por su tentativa de desprestigio y difamación de sus miembros y encontrándose fuera del país a pesar de su situación judicial, el bloque del Frente de Todos del Parlasur demanda la inmediata separación de su cargo». Ojalá el 16 suceda.

* Parlamentario del Parlasur (PJ-La Pampa).