Inicio Opinion Imprescindible

Imprescindible

El proyecto para incrementar la carga impositiva de la tierra aledaña a los centros urbanos constituye un punto crucial con vistas a la construcción masiva de viviendas sociales. A la vez complementa dos proyectos anteriores que el Ejecutivo provincial envió a la Legislatura para su tratamiento: la creación de un Banco de Tierras y la agilización de las tramitaciones burocráticas con vistas a la expropiación de terrenos destinados a los nuevos barrios a edificar.
En verdad, esta última iniciativa torna posible las dos anteriores pues sin una política tributaria que desestimule la especulación inmobiliaria se tornaría ilusoria la idea principal.
Como se ha señalado desde hace mucho tiempo en esta columna, el mayor valor de esa tierra, por lo general, proviene de las inversiones realizadas por el Estado y los vecinos antes que por sus propietarios. Y la Constitución pampeana es muy clara en cuanto a que esa valorización -social antes que particular- debe beneficiar a la comunidad. En síntesis: si algo incrementa en precio de esas propiedades es la cercanía de los servicios públicos y de la zona urbana, por lo tanto es de toda injusticia que termine primando el afán de lucro individual ante tanta necesidad de incorporar nuevas viviendas.
En declaraciones a este diario el ministro de Hacienda de la provincia -quien ya fue confirmado para continuar en el cargo durante la próxima administración- adelantó que estas modificaciones tributarias tendrán lugar conjuntamente con el tratamiento del Presupuesto 2020, con lo cual dio una muestra clara de que el gobierno pampeano -tanto la actual gestión como la que asumirá el 10 de diciembre- están en un todo de acuerdo.
Es que el déficit habitacional en La Pampa se ha disparado luego de los cuatro años de «sequía» absoluta que impuso el gobierno de Mauricio Macri al reducir a cero las partidas del Fondo Nacional de la Vivienda. En las poblaciones más pequeñas se implementó un programa con recursos provinciales, pero no en las más grandes cuyas necesidades son muy superiores: Santa Rosa, General Pico, General Acha, Eduardo Castex y Toay.
La necesidad de recuperar el tiempo perdido apremia, de ahí la urgencia por afrontar este paquete legislativo que, todos esperan, tendrá un veloz tratamiento en la Cámara de Diputados.