Inicio Opinion "Kits" para detectar a las huellas virales

«Kits» para detectar a las huellas virales

PUNTO DE VISTA

POR ALEJANDRO VILLARREAL Y MANUEL WOLFSON *
Los ahora famosos «kits» de detección son un conjunto de reactivos e insumos que permiten hacer una determinación en una muestra. Permiten encontrar huellas. Cuando un virus entra al organismo, e infecta, deja una huella. El método más utilizado hasta ahora en nuestro país detecta en forma específica el ARN viral del que venimos hablando. Esta es la técnica de PCR (Reacción en Cadena de la Polimerasa), originalmente diseñada por Kary Mullis, bioquímico norteamericano y por la cual recibió el premio Nobel en 1993. Dicen que Kary Mullis cobró su millón de dólares y dedicó el resto de su vida al surf, en las playas de California. Nos animamos a decir qué, hoy, ésta es la técnica más utilizada en cualquier área de las ciencias biológicas, bioquímicas y médicas. Y, como ya sabemos, es una gran herramienta de diagnóstico. Vimos cómo el virus entra a la célula y descarga su archivo en formato ARN. Dijimos también que este formato es compatible con el de nuestra célula porque sus impresoras pueden leerlo. Sin embargo, la información que trae es distinta a la nuestra, porque cuando nuestras impresoras leen el ARN viral, imprimen proteínas virales.
Podemos pensar entonces que nuestras células y el virus utilizan el mismo lenguaje o código. Hablemos un poco más sobre cómo se codifica el material genético. Así como distintas computadoras utilizan un mismo código binario con secuencias de 0 y 1, el material genético de los seres vivos utiliza un único lenguaje, conocido como código genético cuyo abecedario tiene 4 letras. Este lenguaje es universal, porque es común a todos los seres vivos. Lo que varía, es cómo esas cuatro letras están dispuestas. No es lo mismo ABCD que CDAB, no es lo mismo AABB, que CCCC, etcétera. Además, la longitud de las palabras pueden variar con cualquier cantidad de letras, pero siempre esas 4 opciones. El ADN humano tiene 3 mil millones de estas letras. En un ARN viral hay algo así como 30 mil. Bastante más corto, ¿verdad? El ARN viral tiene además una secuencia de esas letras, que NO va a estar repetida en nuestro material genético. Es por esto que el ARN viral realmente funciona como una huella digital y el ensayo de PCR, es el método para detectarla. La pregunta que este ensayo nos permite contestar en este caso es: ¿hay o no hay ARN viral del Covid-19 en una muestra biológica? Una muestra biológica, incluso de saliva, es muy compleja, porque contiene células con todos sus componentes. Si hubo infección, además va a contener ARN viral. La persona encargada de analizar estas muestras se sienta en una cabina de seguridad biológica con la protección adecuada. Abre la muestra y empieza a agregar reactivos a la muestra con el objetivo de extraer (es decir, separar de la muestra) específicamente el ARN (humano y viral, si es que lo hay). Por una cuestión técnica, hay que convertir el ARN extraído (humano y viral) a formato ADN. A los efectos de este texto, los tomamos como lo mismo.
Seguidamente, se realiza una copia (se duplica) el ADN viral. Esto es posible, porque uno de los reactivos utilizados (conocidos como cebadores) reconocen específicamente la secuencia del ADN viral y lo distinguen dentro de esa sopa donde también hay ADN humano. Pero haciendo una sola copia, no alcanza para detectar un ADN viral perdido en un mar de ADN humano. Entonces, esta reacción química, la reacción en cadena de la polimerasa, se repite mas de 20 veces (20 ciclos de reacción). En cada ciclo la cantidad de ADN viral se duplica aumentando exponencialmente: si empezamos con dos copias, en el segundo ciclo habrá 4, en el tercero 8, y así sucesivamente. Para el ciclo 20 habrá más de un millón de copias y ya pueden detectarse. Sólo se hacen copias del ADN viral, no del humano.
Para poder repetir los ciclos de reacción en forma automática se usa una máquina específica llamada termocicladora. La versión más moderna (y la actualmente utilizada) se llama PCR en tiempo real, y permite medir ARN viral incluso cuando se encuentra en muy pequeñas cantidades. La PCR es realmente un método muy potente y específico de detección. Contando con los equipos y personal capacitado, las limitaciones son el tiempo que lleva (de 3 a 5 horas) y el costo (de 10-15 euros por ensayo). (NOTA 4)

* Doctores en Biología. Investigadores del Conicet. Universidad de Buenos Aires.