Inicio Opinion La desigualdad que la pandemia dejará en América Latina

La desigualdad que la pandemia dejará en América Latina

AUMENTA LA POBREZA EXTREMA PERO TAMBIEN LOS MULTIMILLONARIOS

La contradicción entre la acumulación de la riqueza de los más ricos y la creciente crisis económica y sanitaria que vive América Latina llama al análisis de las cifras y a la reflexión. Mientras la pandemia de Covid-19 azota la región, surge un promedio de dos multimillonarios nuevos por mes.
La pandemia ha generado una fuerte crisis económica y sanitaria alrededor del mundo. El panorama para América Latina, región que se ha convertido en el epicentro de la enfermedad, es particularmente complicado, y los pronósticos para el mediano plazo son poco alentadores.
El Fondo Monetario Internacional (FMI), por ejemplo, prevé una caída del Producto Bruto Interno (PBI) de la región del 9,4% en 2020, casi el doble que para el resto del mundo, que presenta un 4,9% en promedio.

Más pobres y ultra-ricos.
Las cifras indicadas por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) son similares: una caída del PBI de 9,1% en 2020. Según el organismo, el país más afectado va a ser Venezuela, cuya economía caerá 26% este año, y el menos afectado será Paraguay, con un retroceso de solo 2,3% en su economía.
Sin embargo, la pandemia no ha afectado a todos. Mientras que la Cepal estima que para fines de 2020 habrá 44,1 millones de desempleados -18 millones más que en 2019- en América Latina, un nuevo multimillonario se suma cada dos semanas a la lista de las personas más ricas de la región.
Hay 73 multimillonarios o milmillonarios en América Latina según los rankings elaborados por la revista Forbes. Ocho nuevos nombres aparecieron entre los latinoamericanos más ricos de marzo a julio de 2020, remarca la organización internacional Oxfam que estudia la desigualdad económica en todo el planeta.
Asimismo, en Brasil, cuya caída del PBI se prevé en alrededor del 9,2%, según el FMI y la Cepal respectivamente, los 42 multimillonarios que existen en el país «aumentaron su patrimonio neto de 123.100 millones de dólares en marzo a 157.100 millones de dólares en julio», indica Oxfam.
Chile, por su parte, cuenta con siete multimillonarios cuyo patrimonio creció un 27% durante el mismo período y alcanzó un total de 26.700 millones de dólares. En contraste, el PBI chileno descenderá un 7,9% en las proyecciones de la Cepal, lo que significa un aumento de la pobreza del 15,5% en 2020, 5,7% más que 2019.

Menos recaudación.
En total, Oxfam estima que en América Latina se perderán 113.400 millones de dólares en ingresos fiscales durante 2020, equivalente al 59% del gasto en salud pública de la región.
«Mientras que todos los demás están viviendo con órdenes de confinamiento, tratando de sobrevivir y con el temor de enfermarse, los milmillonarios latinoamericanos ven como su patrimonio y privilegios van generando más de 413 millones de dólares diarios desde el principio de la pandemia, todos y cada uno de los días», sostuvo Chema Vera, director interino de Oxfam.
La organización hizo hincapié en el caso de Perú, donde la pandemia de Covid-19 ha dejado a 2,3 millones de personas sin trabajo en Lima desde marzo. Mientras más del 70% de la población trabaja de manera informal, sin protección social ni seguridad laboral, las dos personas más ricas del país vieron crecer su fortuna en un 6% (5.500 millones de dólares), más allá de otros dos peruanos que alcanzaron la calidad de multimillonarios.

Impuesto al patrimonio.
La posibilidad de implementar un impuesto que grave al patrimonio ha sido desde siempre un punto de discusión, y más aún en momentos de crisis. Actualmente, solo tres países de América Latina aplican un impuesto sobre el patrimonio: Argentina (impuesto máximo del 1,25%), Colombia (1%) y Uruguay (1%).
Según los cálculos de Oxfam, si se aplicara en 2020 un impuesto patrimonial neto de entre el 2% y el 3,5% a quienes poseen una riqueza de más de 1 millón de dólares, los gobiernos de América Latina recaudarían hasta 14.200 millones de dólares. (Revista Zoom. Agencia Sputnik).