Las vueltas de la vida

Se dice que cambiar de opinión da cuenta del paso del tiempo y la madurez de una persona que puede tener diferente perspectiva de la vida con su andar. También que “lo único permanente, es el cambio”, famosa frase de Hipócrates. Y Mercedes Sosa cantó con su privilegiada voz “Todo cambia”, cuya letra habla de la realidad que se puede transformar, menos el amor.
En la última semana sobresalió, entre otras, una noticia que dio cuenta de cuando el cambio de opinión de una persona puede brindarnos una sorpresa mayúscula y dejarnos boquiabiertos. Ocurrió durante el juicio político que se lleva adelante contra el procurador general de la provincia por su actuación durante la investigación por el secuestro, violación y muerte de la niña Sofía Viale.
Se trata de uno de los principales referentes de los autoconvocados de General Pico, una agrupación que reclama por seguridad en esa ciudad desde hace tiempo, que encabezó la comitiva que reclamó ante el gobernador y los diputados provinciales se juzgara a los responsables políticos, judiciales y policiales que estuvieron a cargo de la pesquisa para encontrar a la niña que fuera hallada muerta más de dos meses después de su desaparición. El dirigente, cara visible desde hace un tiempo de la “mano dura” para combatir los casos de delitos en General Pico, fue uno de los testigos convocados en el juicio político. Ante el asombro de todos, terminó por avalar la actuación de quien apenas semanas antes había defenestrado como funcionario público.
Ante semejante “vuelta en el aire” no está demás preguntarse qué pensarán aquellos ciudadanos piquenses que lo tenían como referente y que se sumaron a las marchas convocadas, entre otros, por él. Reclamar con dureza por políticas públicas desde el llano a las autoridades también conlleva una responsabilidad, y quienes asumen esa tarea deberían mostrar las convicciones suficientes como para legitimar -no solo con palabras sino también con hechos- las demandas sociales que representan. De lo contrario, no solo su credibilidad se verá afectada, sino también la legitimidad de los reclamos que exponen.