Inicio Opinion Lawfare: Stornelli y una jueza ligada a la AFI investigarán el espionaje...

Lawfare: Stornelli y una jueza ligada a la AFI investigarán el espionaje ilegal macrista

ESPIONAJE ILEGAL

Tras el fallo de la Cámara de Casación Penal, las causas de espionaje que involucran a la AFI macrista y tramitan en Lomas de Zamora pasan a Comodoro Py. Intervendrán el fiscal Stornelli, procesado en una causa de espionaje ilegal y cuyo hijo revistó en la ex SIDE durante el macrismo, y la jueza María Eugenia Capuchetti, que también está vinculada a la agencia.
Por Franco Mizrahi
Luego del fallo de la Cámara Federal de Casación Penal, la megacausa de espionaje que involucra a la AFI macrista y tramita en Lomas de Zamora pasa a Comodoro Py. ¿Quiénes intervendrán en el caso en los tribunales de Retiro? El fiscal Carlos Stornelli, procesado en otra causa de espionaje ilegal y cuyo hijo revistó en la exSIDE durante el macrismo, y la jueza María Eugenia Capuchetti, quien también aparece vinculada a la agencia.
El planteo para que los expedientes sean sacados de la justicia de Lomas de Zamora lo había iniciado en Comodoro Py -entre otros- el exjefe de la AFI macrista, Gustavo Arribas. El exseñor 8 recibió en julio del 2020 un revés por parte de Capuchetti -aunque un dictamen favorable de Stornelli- y apeló. En las instancias superiores logró su cometido. Este viernes, la sala IV de la Cámara Federal de Casación Penal, en un fallo dividido, decidió sacarle el caso del espionaje ilegal macrista al juez Juan Pablo Augé y los fiscales Cecilia Incardona y Santiago Eyherabide. Por ende, se sustanciará en donde se inició el conflicto de competencia, adonde también habían acudido otros acusados.

¿Qué se investiga?
El espionaje que hizo la AFI macrista sobre CFK y el Instituto Patria, por un lado. Y el caso de los Super Mario Bros, por otro, que incluye el espionaje clandestino a dirigentes políticos oficialistas y opositores, a sindicalistas y empresarios. Incluso, incluye un capítulo Penitenciario, por el espionaje a los «presos K». Entre los imputados figura hasta el secretario privado de Mauricio Macri, Darío Nieto. Entre las víctimas están la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, el jefe de gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta, Hugo Moyano, Carlos Zannini, Amado Boudou y Florencia Macri, entre tantos otros.
Tras la decisión de la Cámara de Casación, esa mega investigación de alto voltaje político pasará a manos del fiscal Stornelli y la jueza Capuchetti -designada por Macri-. Ambos mantienen relaciones cruzadas con la exSIDE.

El fiscal procesado.
El fiscal Stornelli está procesado en el marco del D’Alessiogate por sus vínculos con una banda paraestatal dedicada a realizar actividades ilegales de inteligencia. De hecho, el procesamiento tiene confirmación de la Cámara de Mar del Plata.
Según esa pesquisa que tramita en la Justicia de Dolores, la organización criminal tenía un nexo directo con la AFI que comandó Arribas (de hecho, Arribas está procesado en un expediente derivado del D’Alessiogate, el de las bases AMBA). Es decir: el fiscal está involucrado en otra causa de espionaje ilegal en la que aparece la agencia que condujo el escribano e íntimo amigo de Macri. No habría que descartar interés de su parte en beneficiar al exjefe de la Casa de espías.
Es más, tal como publicó El Destape, uno de los hijos del fiscal procesado revistó en la Agencia Federal de Inteligencia durante el gobierno de Cambiemos. Se trata de Julián Stornelli Era personal contratado y estuvo alrededor de tres meses en la agencia comandada por Arribas y Silvia Majdalani.

La jueza de las visitas a la AFI.
Como si esto fuera poco, la jueza porteña a cargo del proceso será María Eugenia Capuchetti, cuya hermana revistó en la exSIDE bajo las órdenes de uno de los procesados en la causa de Lomas de Zamora: Martín Coste. Estuvo en la Dirección de Contrainteligencia. Había ingresado en 2002 y dejó el organismo en octubre del 2020.
La hermana de la magistrada, entre otras cosas, participó en la transcripción de las escuchas del «caso Segovia», que alimentaron la Operación Puf, de la que Stornelli fue un ferviente impulsor. No era para menos. Con ese expediente, que se nutrió de escuchas ilegales, el fiscal procesado buscó derribar el D’Alessiogate.
Pero eso no es todo. Tal como publicó Ari Lijalad en este medio, la jueza federal designada por Macri visitó al menos 6 veces la AFI durante la gestión de Arribas y Majdalani.
«Estos 6 ingresos quedaron registrados en el libro de acceso a la casa de los espías y son entre el 19 de marzo y el 3 de diciembre de 2018. En las primeras cinco oportunidades Capuchetti fue a ver a Majdalani, la ex vicedirectora de la AFI. En la última, directamente a Arribas, el jefe de la AFI. Pocos días antes, el 15 de noviembre, Macri había enviado su pliego al Senado para designarla al frente del juzgado federal N 5 de Comodoro Py», escribió Lijalad en este portal.
En tribunales afirman que el ingreso de Capuchetti a Comodoro Py durante el macrismo tuvo el visto bueno de Daniel Angelici. Justamente, un hombre muy vinculado a este operador judicial del macrismo está imputado en esta megacausa de espionaje ilegal que ahora pasará Comodoro Py. Se trata de Juan Sebastián De Stéfano, exdirector de Asuntos Jurídicos de la AFI.
Esta red relaciones a las claras compromete tanto al procesado Stornelli como a Capuchetti como para estar al frente de esta pesquisa tan sensible. Habrá que esperar para ver qué decisiones toman y qué plantean las distintas partes de este proceso. Está claro que el fallo de la Cámara de Casación le dio un giro de 180 grados a una causa emblemática que refleja cómo se activaron los sótanos de la democracia en pleno macrismo.