Inicio Opinion Mirando al sol

Mirando al sol

Si alguna vez la energía fue definida como «el motor del mundo en movimiento», en la actualidad ese motor afronta dos problemas: provisión y funcionamiento, ambos enlazados y condicionales. Es sabido que el motor -la energía térmica, hidroeléctrica, atómica, etc.- está causando problemas a nivel global y, en gran parte, se lo considera como el disparador del cambio climático. En tanto la materia que mueve esos motores -carbón, petróleo, agua, gas- ya hizo sonar alarmas en virtud de su futura escasez y ello, a su vez, puso en tensión el tablero geopolítico global.
Así la sociedad humana comenzó a dirigir su mirada hacia el principal actor de la vida y venerado por tantas civilizaciones: el sol y la energía que produce gratuitamente. Los parques de paneles solares crecen en el mundo y nuestra provincia empezó a implantarlos. Por estos días la Cooperativa de Servicios Públicos de 25 de Mayo se convirtió en la primera entre sus pares en generar energía eléctrica a través de un parque de paneles solares en asociación con Pampetrol. Se trata de un período de prueba y a pequeña escala, pues generará por el momento solo el 1,5 por ciento del consumo de la localidad y el servicio llegará a unas cuarenta viviendas.
Más allá del descontento inicial que generó en las cooperativas eléctricas el tratamiento legislativo del tema sin una mínima consulta previa, la calma se recompuso y se está avanzando en la reglamentación de la ley. Ya son varios los municipios que están estudiando seriamente la posibilidad de abastecerse, aunque sea parcialmente, de energía solar, y también la actividad privada -básicamente pequeños usuarios- comenzó a interesarse por esta nueva tecnología.
El proyecto de transitar hacia el autoabastecimiento eléctrico apelando a las «energías limpias» es seguido con atención en la provincia.